La decisión de Swain supone el aval de la corte de distrito federal a la primera reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico bajo el Título III de Promesa. (GFR Media) (semisquare-x3)
La decisión de Swain supone el aval de la corte de distrito federal a la primera reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico bajo el Título III de Promesa. (GFR Media)

La jueza de distrito Laura Taylor Swain aprobó hoy, lunes, el plan de ajuste de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina).

La decisión de Swain supone el aval de la corte de distrito federal a la primera reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico bajo el Título III de Promesa.

“La corte está profundamente consciente de que el Plan Cofina, que está basado en compromisos de posiciones fuertemente cuestionadas, compromete porciones sustanciales de los escasos recaudos de Puerto Rico al pago de bonos sobre un período de décadas mientras al mismo tiempo provee a los bonistas menor valor, bajo términos diferentes, de los que hubieran esperado cuando invirtieron en Cofina”, reza el memorando de Swain donde se aprueba el plan.

Según el fallo emitido por Swain, el plan presentado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en las postrimerías del año pasado y enmendado en dos ocasiones posteriores, cumplió con los estándares legales aplicables, luego de que se sopesara la evidencia ante la corte, incluyendo las declaraciones de sobre una decena de ciudadanos que se opusieron al plan.

Swain explicó en su fallo que el plan aprobado solo atiende las obligaciones que tenía Cofina en función de los activos que posee la corporación pública, por lo que su aprobación “no marca” la ruta a seguirse en el plan de ajuste de deuda que debe aprobarse para el gobierno central.

“Este acuerdo representa un logro significativo en la evolución del objetivo de política pública de Puerto Rico de alcanzar la responsabilidad fiscal y acceder a los mercados de capital”, indicó el principal oficial ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino Vega.

La decisión de Swain tiene el efecto de modificar aproximadamente una cuarta parte de la deuda emitida por el territorio estadounidense y entre sus beneficios para el gobierno, según la Aafaf, figura una inyección de unos $425 millones en ingresos para el fisco. Esto, porque el plan de ajuste de Cofina establece que una porción de los recaudos del Impuesto a la Venta y Uso (IVU) que antes iba al pago de dichos bonos, ahora permanecerá en el Fondo General junto al resto de la partida no pignorada del IVU.

Por su parte, el presidente de la JSF, José B. Carrión, describió el fallo de Swain como “un componente crítico” de la reestructuración de la deuda de la isla.

“La aprobación del plan de ajuste de Cofina es un momento importante para Puerto Rico dado que completar la reestructuración es clave para el futuro de la Isla”, sostuvo Carrión en declaraciones escritas. 


💬Ver 0 comentarios