El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, ha dejado en manos de cada estado su eventual reapertura en medio de la pandemia. (AP)

Uno de los asesores económicos de la Casa Blanca, Kevin Hasset, avisó este domingo que la tasa de desempleo en Estados Unidos podría alcanzar un 20% en mayo, una subida precipitosa comparada con la actual de casi 15%, que ya sitúa el desempleo a niveles nunca vistos desde la Gran Depresión del 1930.

"Mirando la llegada de peticiones, parece que probablemente nos acercaremos al 20% en el próximo informe" correspondiente a mayo, indicó Hasset a CNN.

En todo caso, el asesor indicó que los futuros datos de desempleo dependerán de si el virus "disminuye" y del ritmo de reactivación de la economía estadounidense.

La Casa Blanca ha dejado en manos de las autoridades locales el proceso de reapertura, de manera que actualmente 35 de los 50 estados de la nación ya han abierto playas, restaurantes y peluquerías, mientras que el resto sigue apostando por la prudencia.

"Creo que en verano vamos a poder ver ya una fase de transición", aventuró Hasset, quien insistió en que el tercer y cuatro trimestres del año mostrarán un crecimiento "muy fuerte de la economía".

La Casa Blanca ha insistido en que la economía recuperará la prosperidad en los últimos seis meses del año, a pesar de que el primer cálculo de evolución del producto interior bruto (PIB) del primer trimestre mostró una contracción de casi 5%. Además, se espera que las cifras del segundo trimestre sean aún peores.

Según indicó el viernes el Departamento de Trabajo federal, en abril se destruyeron 20.5 millones de empleos en el país y la tasa de desempleo creció de solo un 4.4%, en marzo, al 14.7% al cierre de abril.

Los sectores más afectados fueron las hospederías y los restaurantes, con más de 7.6 millones de empleos destruidos.

Le sigue el comercio al detal con 2.1 millones de empleos perdidos a la pandemia.

La manufactura ha visto bajas de 1.3 millones de puestos de trabajo.

Estados Unidos sigue siendo el mayor foco de infección del COVID-19 en el mundo en términos absolutos, con 1.3 millones de casos y, al menos, 78,000 muertes por coronavirus, según el recuento extraoficial de la Universidad de Johns Hopkins.


💬Ver 0 comentarios