Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Noel Zamot (horizontal-x3)
Noel Zamot, coordinador de Revitalización de la Junta, estimó que antes de que termine este mes, el número de proyectos ante la consideración de la Junta debe alcanzar unos 50, en su mayoría, de energía renovable. (Xavier J. Araújo Berríos)

Tal y como anticipó El Nuevo Día, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) espera anunciar durante el verano los primeros proyectos de infraestructura que se clasificarán como críticos según permite el Título V de la ley federal Promesa, informó el coordinador de Revitalización del organismo federal, Noel Zamot.

De acuerdo con Zamot, antes de que termine este mes, el número de proyectos ante la consideración de la Junta debe alcanzar unos 50, cifra que según el ejecutivo, confirma el interés de múltiples grupos y empresas por invertir en Puerto Rico, particularmente en el sector de energía.

“Creo que esa competencia va a crear un ambiente positivo que beneficiará al cliente puertorriqueño, al futuro operador y al gobierno de Puerto Rico”, indicó Zamot, haciendo referencia a otras cinco propuestas en el área de energía que la Junta recibió la semana pasada.

Hasta ayer, la JSF había recibido unos 40 proyectos para ser evaluados a la luz del Título V de Promesa. En total, tales proyectos tienen un valor que ronda $7,000 millones. En ese universo, dijo Zamot, la mayor parte de los proyectos son para energía y representan unos $4,800 millones de inversión.

Zamot ayer ofreció un vistazo al proceso que ha establecido la Junta para evaluar proyectos de infraestructura a la luz del Título V de Promesa, durante la quinta edición del Puerto Rico Investment Summit.

El Título V permite que la JSF conceda la clasificación de “proyecto crítico” a iniciativas que atiendan las necesidades de infraestructura en la economía local. La designación especial permite que el gobierno examine tales proyectos y los apruebe utilizando el proceso expedito de permisos que se aprobó en Puerto Rico para la década de 1990.

La avalancha de proyectos de energía ante la JSF surge al tiempo en que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares ha anunciado que desarticulará el actual modelo operacional de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Rosselló Nevares indicó que se venderá la flota generatriz de la AEE para que empresas privadas generen energía y habrá una alianza público privada para establecer el operador de la red de transmisión y distribución.

Proyectos compatibles

De acuerdo con Zamot, la decisión del gobernador en torno a la AEE no conflige con el proceso de evaluación que la Junta realiza y que, al presente, se evalúa cómo integrar esos proyectos al plan fiscal de la AEE, una vez sean evaluados en sus méritos.

“Puede que estos proyectos sean clasificados como críticos, pendientes a que surja un contrato para generación de energía con esa nueva entidad (sucesora de la AEE)”, dijo Zamot a El Nuevo Día.

El caso de Energy Answers

A preguntas de El Nuevo Día en torno a la postura que tomará la Junta luego de que Rosselló Nevares retirara su endoso a la planta de combustión de basura a energía que impulsa Energy Answers, Zamot indicó que la decisión del mandatario se incorporará al expediente de evaluación del proyecto. Rosselló Nevares informó que no endosaría el proyecto en un parte de prensa durante el fin de semana.

A principios de año, la JSF informó que había incluido en la lista de proyectos bajo evaluación la iniciativa, que lleva casi una década en procesos de permisos.

Sin embargo, al tomar esa acción, la Junta incluyó en la lista de proyectos bajo evaluación una propuesta que no fue avalada por la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR). Esto, cuando ese regulador aprobó el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la AEE. Según Promesa, en lo que atañe a energía, la JSF debe actuar en consulta con la CEPR.

De acuerdo con Zamot, la Junta ha adoptado como política aceptar todos los proyectos que le sean presentados para evaluación, aunque muchos no terminarán el proceso.

En el caso de Energy Answers, Zamot indicó que Promesa no le permite “retirar” un proyecto del proceso de evaluación.

“Incluiremos la información y eso tendrá un impacto en la recomendación que haremos a la junta”, dijo Zamot.


💬Ver 0 comentarios