El secretario de Hacienda, Francisco Parés. (GFR Media)

No será hasta finales de abril que el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés, tendrá un cuadro más claro del verdadero impacto del COVID-19 sobre la economía de Puerto Rico.

Con la aparente llegada del virus a Puerto Rico se han cancelado múltiples eventos masivos, lo que tendrá un impacto directo sobre el consumo. Incluso la gobernadora Wanda Vázquez ordenó que la radicación de la planilla de contribución sobre ingresos se aplace por un mes hasta el 15 de mayo, un cambio que no requiere legislación.

Parés indicó que tiene visibilidad diaria de los recaudos, aunque ciertos cambios al sistema Suri en febrero han creado unas dificultades temporeras.

¿Cuándo sabría que se está reflejado una merma en los recaudos?, se le preguntó.

"Entendería que para finales de abril tendría un panorama claro de lo que ocurrió en marzo", dijo. "Me sentiría cómodo, preliminarmente... los ingresos de marzo van a ser esenciales. Se pudiese afectar".

"Las retenciones se pagan casi de manera semanal, el IVU quincenal hace que haya actividad del IVU que se pague en el mismo mes de la retención", sostuvo.

De manera inmediata, el reto de Parés es mantener las operaciones de Hacienda corriendo mientras impone medidas para limitar la necesidad de que ciudadanos tengan que acudir a la agencia o a sus oficinas en plena temporada contributiva para hacer trámites, esto como medida para tratar de aminorar las posibilidades de contagio.

"Si el Departamento no toma las medidas adecuadas, habría unas 160,000 visitas a distintos puntos de servicios", dijo Parés a periodistas en La Fortaleza. "El Departamento tiene que moverse a reducir o diluir esa circulación de personas".

Parés dijo que tendrá que reenfocar los recursos humanos de Hacienda para que den servicios por internet, aunque recordó que ya toda la plataforma de impuestos está integrada a través de Suri.

"Es una herramienta segura", dijo.

También destacó que puede coordinar citas a las oficinas de Hacienda mediante un mecanismo de citas.

"Eso es cuando la presencia humana ya sea inevitable", dijo.

En cuanto a los recaudos, Parés dijo que el efecto del coronavirus tendrá un impacto en los patrones de consumo.

"El coronavirus pudiera tener un efecto a nivel económico y a nivel de recaudos. Sin lugar a dudas, pero es muy prematuro para decir si lo va a tener o cuánto va a ser. No sabemos a ciencia cierta, pero pudiese tener un impacto en la economía".

Por ejemplo, la prohibición de viajes anunciada por el presidente Donald Trump tendrá un efecto sobre los recaudos del impuesto de habitación. Igualmente, la cancelación de eventos masivos, ya sean deportivos, sociales o artísticos, también representará un golpe para la economía.

Además, no todos los ciudadanos pueden trabajar desde su casa y dentro de ese grupo figuran personas que si no trabajan no pueden cobrar.

Parés no quiso aventurarse en cuanto a posibles cambios al estimado de ingresos para el próximo año fiscal o si de alguna manera esta merma en la actividad económica impactará los ingresos del año fiscal en curso.

"El plan fiscal que sometió el gobierno de Puerto Rico ante la Junta de Supervisión Fiscal dedica un párrafo al tema del coronavirus, donde se establece que hay variables inciertas sobre el efecto", dijo Parés. "Cuánto serán esos cambios, es muy prematuro para determinar, pero en cierto sentido, en loa medida en que tengamos una noción más clara del cuadro de la isla, una vez se arrojen los resultados de las pruebas y las decisiones que tome la gobernadora, pues estaremos en mejor posición".


💬Ver 0 comentarios