Un seguro por terremoto no cubre los daños que pueda sufrir una propiedad luego de un tsunami. (GFR Media)

Si su residencia o departamento sufrió daños por los sismos que estremecieron la zona sur de la isla esta semana y tiene una hipoteca contra su propiedad es posible que esté asegurada y pueda presentar una reclamación.

Según Alfredo Báez, presidente de FirstBank Insurance, el seguro contra terremotos forma parte de las cubiertas requeridas a la hora de obtener una hipoteca, aunque la cobertura de esta dependerá del tipo de seguro que haya adquirido.

Aunque en Puerto Rico, la mayor parte de las viviendas no están aseguradas contra terremotos según conocedores de la industria, es posible que muchos de los afectados posean un seguro de este tipo, en especial, si tienen préstamos hipotecarios en instituciones bancarias o cooperativas.

Báez explicó que como parte del proceso de reclamación, el consumidor debe estar preparado para aportar entre el 2% y 5% de las pérdidas que se reclamen al seguro. Esa aportación o deducible puede variar según el producto que haya adquirido el consumidor, explicó el ejecutivo.

Báez sostuvo que en el caso de apartamentos o viviendas en condominios o bajo el sistema de propiedad horizontal, el seguro de terremoto y la cubierta aplicable se provee a través de la póliza maestra del complejo de vivienda.

“Al asegurado se le recomienda tomar fotos de los daños y evaluar la propiedad para saber si debe desalojar la misma”, dijo Báez al tiempo que explicó que el consumidor debe tomar medidas para proteger la propiedad contra pérdidas adicionales. Entre esas medidas, Báez mencionó que las personas que utilicen enseres con gas licuado deben asegurarse de cerrar las llaves de los tanques para evitar escapes o incendio

El ejecutivo agregó que en este tipo de casos, donde se puede producir daños a la estructura física asegurada, será necesario que un ingeniero o profesional cualificado evalúe los daños para identificar los costos de reparación.

Pero según Báez, en especial si los daños a la estructura son “muy significativos”, es posible que el estado o municipio determine que la zona afectada por el sismo o que su propiedad ya no es habitable.

De ser el caso, la aseguradora podría pagar la reclamación para proveer el reemplazo del inmueble, pero no necesariamente para que este se construya en el mismo lugar donde se produjeron los daños o bajo las mismas consideraciones.

El seguro por terremoto no cubre los daños que pueda sufrir una propiedad como resultado de un tsunami y tampoco reconoce daños como el desprendimiento de mampostería u otro revestimiento de paredes.

En contraste, estos seguros pueden cubrir los costos asociados al proceso de demolición de estructura o recogido de escombros.

De otra parte, si durante el sismo, sus vehículos de motor sufrieron daños, estos serían cubiertos bajo la póliza de automóvil, siempre que el afectado posea lo que se conoce como un seguro “full cover”.

Báez instó a los asegurados a documentar los daños de sus propiedades, particularmente mediante fotos, pero también recomendó a estos evitar situaciones que puedan poner en peligro su vida o la de personas que residen en los lugares afectados.

El ejecutivo sostuvo que tan pronto sea posible, el asegurado debe presentar su reclamación a través de su productor o agencia de seguros o directamente con el asegurador y en el caso de los clientes de FirstBank, indicó que la agencia que dirige ha reanudado sus operaciones en su horario regular y está disponible para aclarar dudas en relación a la cubierta de terremoto.


💬Ver 0 comentarios