El 83% de los encuestados espera ver a todo el mundo usando mascarillas, no solo a los empleados, en los comercios. (AP)

Ante la inminente reapertura de comercios, restaurantes y hasta salones de belleza, el 96% y el 85% de los encuestados por la firma de publicidad Arteaga & Arteaga (A&A) indicó que espera que haya desinfectante disponible donde quiera que vaya y ser atendido por empleados con mascarillas no importa el servicio que ofrezcan.

Así lo revela la tercera fase de la encuesta “El Sentir de los puertorriqueños ante el COVID-19” con la que Arteaga & Arteaga mide el pulso de esta crisis en Puerto Rico.

De ahí mismo se desprende que el 66% de los encuestados en la isla espera que le tomen la temperatura en lugares públicos, hecho que ha probado ser un tema algo controversial en la comunidad legal.

Hace solo unas horas, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anuncio que a partir del martes, 26 de mayo, los restaurantes, iglesias, ferreterías, barberías y salones de belleza, además de otros comercios al detal, podrán retomar sus operaciones con restricciones a su horario de operación y a la cantidad de personas que podrán recibir.

El uso de la mascarilla va a hacer la diferencia en si el 15 de junio abrimos aún más o si tenemos que tomar medidas”, sostuvo entonces la gobernadora.

Los resultados de esta encuesta sugieren que los consumidores tienen altas expectativas de sus pares y también de los comercios.

El 83% de los encuestados espera ver a todo el mundo usando mascarillas, no solo a los empleados.

El 87% de ellos espera ser atendido a través de citas, mientras que el 82% espera que los comercios controlen la cantidad de personas en sus locales.

E 56% espera que todo sea desechable, incluso los menús en los restaurantes.

El tercer pulso de la encuesta, fue realizado de forma digital a más de 680 participantes, y aunque la mayoría expresaron temor y ansiedad ante la reapertura, nos compartieron la clave de cómo esperan que se tomen las medidas para sentirse más protegidos”, indicó el vicepresidente de Estrategias y Nuevos Negocios de A&A, Juan Alberto Arteaga.

Asimismo, añadió que “se refleja en los resultados que las personas desean que se activen los sectores de la salud, servicios públicos, belleza, alimentación, servicios religiosos y educación, para así, retomar su nuevo estilo de vida”.

Sin embargo, muchos ya se acostumbraron a algunos de los cambios más puntuales que provocó la pandemia del coronavirus.

El 62% espera un aumento de compras en línea, mientras que el 57% espera un aumento en servicios de entrega.

Una tercera parte de ellos espera continuar trabajando desde su casa.

“Los consumidores han comenzado a reinventarse y esperan que el gobierno y el sector comercial, se ajusten a la nueva realidad. La ansiedad y el temor que siente la población es alimentada por la falta de claridad y confianza en nuestras instituciones oficiales. Es por esto, que el sector privado, es clave y tiene la oportunidad de contribuir a devolver la confianza a los consumidores. Nos toca a todos poner de nuestra parte para regresar a la “normalidad”, abonó Arteaga.


💬Ver 0 comentarios