Tras el paso de los huracanes Irma y María, las autoridades federales autorizaron la entrada de granos de café a la isla para suplir la demanda local. (Archivo)

El sector de café de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico aplaudió la decisión del Tribunal Federal que prohíbe al Departamento de Agricultura y al secretario intervenir con la importación de semillas de café cuando su entrada a Puerto Rico fue previamente aprobada por las agencias federales concernidas.

Debemos recordar que luego del paso de los huracanes Irma y María, el sector de café quedó devastado con la pérdida de alrededor del 85% de las plantaciones. Recordemos también que el secretario (Carlos Flores) intentó intervenir y bloquear toda iniciativa para que hubiese plantas de café para sembrar. Sólo basta ver las acciones malsanas que cometió echando a perder los 2 millones de semillas donadas por Starbucks”, declaró la presidenta de dicho sector, Iris Jannette Rodríguez.

Las expresiones de la agroempresaria surgen tras la reciente sentencia del juez federal Gustavo Gelpí en la que emitió un interdicto permanente contra Flores y la agencia que este dirige, en el cual les prohibió intervenir de forma alguna con las semillas importadas por una subsidiaria de la empresa Puerto Rico Coffee Roasters.

El intento de importación de estas semillas se produjo poco después del paso del huracán María y desde entonces se estuvo ventilando el caso en los tribunales ante la negativa del Departamento de Agricultura de darle paso al embarque.

Esto valida que el secretario intentó evitar que se sembrara café en Puerto Rico en un decepcionante intento para mantener el monopolio del Departamento de Agricultura del suplido de café en la isla. Esta decisión del tribunal, valida además que nuestro reclamo fue y sigue siendo justo. Aun así, el daño que causaron las acciones del secretario fue real y lo seguimos viviendo hoy día con la lenta recuperación de nuestras fincas”, agregó la portavoz del sector.

Rodríguez cuestionó, en declaraciones escritas, la razón por las que el secretario Flores “se empeña en que no se siembre y coseche café” y ¿por qué los incentivos que da son para que se importe café? A su juicio, “la respuesta es sencilla”, dijo, y acusó al titular de Agricultura de enriquecerse con el dinero que obtiene del Programa de Importación de Café del Departamento de Agricultura. “Mientras tanto, los caficultores seguimos hoy sin semillas suficientes”.

Afirmó que si los caficultores han logrado sembrar algo de café, no es gracias al gobierno. “Es porque las organizaciones sin fines de lucro y la empresa privada fueron los que nos dieron la mano y así lo confirma el tribunal federal en este momento”.

Por otra parte, denunció que esta situación se suma a que los caficultores llevan más de un año sin el incentivo de abono, se eliminó el salario suplementario y el Departamento no han podido implementar el propuesto incentivo de producción.

“El secretario marginó al agricultor pequeño con los nuevos requisitos de agricultor bonafide lo que los deja desamparados para solicitar incentivos y sin apoyo del gobierno. El secretario Flores Ortega opera el Departamento de Agricultura en directa competencia con nosotros los que producimos el café en Puerto Rico; esta es la peor plaga que han enfrentado nuestros cafetales”, sentenció.


💬Ver 0 comentarios