(GFR Media)

Un magistrado federal recomendó hoy a ese foro judicial emitir un interdicto y orden contra el secretario y el Departamento de Agricultura de Puerto Rico para que se abstengan de interferir con la importación de semillas de café y otros frutos cuyo trámite internacional y control de plagas esté ya regulado y dispuesto por la legislación federal aplicable.

La recomendación es del magistrado Bruce J. McGivern y se relaciona con un caso que llevó al tribunal federal en el 2018 la empresa Siembra Finca Carmen, LLC, que es propiedad de Puerto Rico Coffee Roasters, en el que impugnaron las órdenes del secretario Carlos Flores que le impedían entrar a la isla semillas de café para la siembra, tras el paso del huracán María y solicitaron un interdicto contra el funcionario y la agencia.

Entre los argumentos que utilizó el demandante en este caso es que el permiso para el transporte, entrada a territorio de Puerto Rico y la autorización del uso de las semillas lo había ya otorgado la agencia federal correspondiente, el Animal and Plant Health Inspection Service (“APHIS”), una entidad adscrita al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), actuando acorde con la legislación federal.

El caso lo tiene la jueza Carmen Consuelo Cerezo que en determinado momento asignó al magistrado evaluar la controversia y recomendar cursos de acción.

McGivern concluye que bajo la cláusula de Supremacía de la Constitución de Estados Unidos cualquier ley de Puerto Rico que interfiera o sea contraria a una ley federal es nula.

Por tal razón establece que el Departamento de Agricultura de Puerto Rico no puede ir por encima de una determinación de la agencia federal encargada de manejar este asunto, siguiendo lo dispuesto por las leyes federales.

Recomienda entonces al Tribunal emitir el remedio de interdicto preliminar y permanente solicitado y ordenar al secretario de Agricultura, sus agentes y empleados que se abstengan de requerir a la empresa demandante cualquier permiso antes de importar semillas de otros países; imponer alguna sanción a la empresa por no obtener tal permiso; y detener o de alguna manera regular las semillas que estén en las instalaciones de cuarentena de la empresa, a menos que esa acción sea consistente y no exceda la decisión de USDA de permitir o no permitir la entrada de las mismas.

También recomienda que se le impida a la agencia local aplicar alguna ley para regular el comercio internacional de semillas de café con el objetivo de controlar la introducción de organismos, pestes o material vegetal nocivo, a menos que dicha acción sea consistente y no exceda tampoco las regulaciones y ordenes emitidas por USDA.


💬Ver 0 comentarios