Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La antigua base incluye 3,000 acres para conservación, donde hay actividad de ecoturismo. Arriba, la marina que se busca reactivar. (GFR Media)
La antigua base incluye 3,000 acres para conservación, donde hay actividad de ecoturismo. Arriba, la marina que se busca reactivar. (GFR Media) (Gerald López Cepero)

Ceiba – Pasado el control de acceso a la antigua base naval Roosevelt Roads, el verdor que flanquea la carretera es interrumpido por los metales retorcidos de edificaciones que sucumbieron al paso del huracán María, pero también por pequeños rótulos que guían hacia Ocean Club, un nuevo complejo de apartamentos.

💬Ver comentarios