Jesús Vázquez, presidente del Centro Unido de Detallistas, afirmó que se ha demostrado por estudios que el contagio no se propaga en los negocios, y si en las actividades familiares y eventos multitudinarios como lo fueron las elecciones. (Suministrada)

Como otro golpe a la economía para los pequeños y medianos empresarios (pymes) catalogó el presidente Centro Unido de Detallistas (CUD), Jesús E. Vázquez Rivera, las nuevas restricciones de la nueva Orden Ejecutiva que limita la operación de los negocios a solo el 30% de su capacidad.

Hace tres semanas denunciamos que el resultado de todas las campañas políticas y el proceso eleccionario iban a traer un alza en los casos de COVID 19, y así mismo sucedió y ahora el gran perdedor es la economía puertorriqueña”, denunció el líder de los detallistas.

Vázquez Rivera indicó que se ha demostrado por estudios que el contagio no se propaga en los negocios, y si en las actividades familiares y eventos multitudinarios como lo fueron las elecciones. “No entendemos porque se discrimina contra este grupo de empresarios, que de por sí ya han pasado por un verdadero vía crucis en esta pandemia”, expresó.

Recalcó que las pymes ya se estaban, poco a poco, recuperando por los meses que estuvieron con sus negocios cerrados para que ahora les vuelvan a limitar sus servicios.

“No podemos permitir esto. Los pequeños y medianos empresarios hasta se han endeudado para poder cumplir con las medidas de salubridad en esta pandemia. No hay razón para que se nos impongan más restricciones”.

El presidente el CUD de Puerto Rico solicitará una reunión con la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, y el secretario de Salud, Lorenzo González para buscar de inmediato una solución que sea de beneficio para todos.

Entre los afectados con la nueva orden se encuentran los restaurantes, los concesionarios, los casinos y los gimnasios.