Los puertorriqueños pagaron 6.1% más en abril por los mismos productos y servicios que el mismo periodo en 2021.
Los puertorriqueños pagaron 6.1% más en abril por los mismos productos y servicios que el mismo periodo en 2021. (Ramón “Tonito” Zayas)

Luego de que el gobernador Pedro Pierluisi aseverara ante la plana mayor de empresarios del país que el gobierno estaba maniatado con el problema de la inflación, el presidente de la Asociación de Comercio al Detal (Acdet), Iván Baez, reclamó que el estado sí tiene opciones para hacer frente al incremento de precios que afecta el bolsillo de los consumidores, pero que no las ha considerado.

Durante su alocución en la convención de la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR), que se celebró en el hotel Caribe Hilton, el primer ejecutivo defendió que él no se ha “lavado las manos”, pero que hay elementos que están fuera de su control, como la falta de personal, las interrupciones en la cadena de suministros y el alza en el costo del combustible por la guerra ruso-ucraniana.

Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), los puertorriqueños pagaron 6.1% más en abril por los mismos productos y servicios que el mismo periodo en 2021.

“La inflación está impactando a nuestros competidores y no es como que nada más nos está impactando a nosotros (Puerto Rico). Es más, no incide en nuestra competitividad. Esto (la inflación) es en función de diversos factores y toda esta ayuda en medio de la pandemia fluyó una cantidad enorme (de dinero) por la economía y eso crea una presión inflacionaria”, estableció Pierluisi.

“Cuando digo que hay cosas que no controlamos es porque es la realidad. Entonces, aquí (entre los empresarios) habría un grito si digo que (la inflación) la resolvemos con que habría que poner a DACO (el Departamento de Asuntos del Consumidor) a controlar los precios”, añadió. “Los precios no se pueden controlar”, acotó.

Ante eso, el mandatario indicó que el papel que podría jugar DACO en medio de la inflación es controlar los márgenes de ganancia de los comercios, pero, advirtió, “eso también es mal visto en muchos sectores”.

Para Báez, sin embargo, el gobierno podría eliminar el impuesto al inventario para aliviar el precio de los productos, al igual que revisar el aumento de 35% en las tarifas de transporte. Ambas propuestas no son nuevas y forman parte de la agenda activa de Báez, tanto como presidente de la Acdet, como director de Asuntos de Gobierno y Política Pública de Walmart Puerto Rico.

El porcentaje del impuesto al inventario varía de acuerdo al municipio y se estima que sus recaudos ascienden a $200 millones anuales.

“Al impuesto al inventario yo le llamo terrorismo contributivo. Creo que nos estamos haciendo daño como isla penalizando que podamos almacenar mercancía, sobre todo con la condición geográfica de Puerto Rico, que estamos en el paso de huracanes”, apuntó Báez durante su participación en un foro de la convención donde se presentaron los resultados del Índice de Confianza del Consumidor (ICC).

Subrayó que “la política pública tiene cambiar de esta visión socialistoide de controles de precios de DACO y de que te voy a imponer cómo vas a negociar los contratos privados con tus transportistas y que a la vez no elimines un impuesto (al inventario) que es nefasto para Puerto Rico”.

“A mí que no me vengan a hablar de que piense como si estuviera en ‘Alice in Wonderland’, porque esto es distónico”, añadió el portavoz de Acdet, en respuesta a la alocución de Pierluisi.

Como parte del cierre de su presentación, el gobernador exhortó a los empresarios a cambiar el pesimismo por optimismo, ya que, a su juicio, su gestión tiene más luces que sombras.

“Tenemos que darnos cuenta de que hay muchas cosas buenas aquí pasando. Esto no tiene que ver con política, esto tiene que ver con calidad de vida y crecimiento económico”, acotó.

💬Ver comentarios