El economista Antonio Rosado afirmó que a ningún otro sector de la economía en Puerto Rico se le exigen estos requisitos por lo que calificó la propuesta como discriminatoria y caprichosa. (Archivo / GFR Media)
El economista Antonio Rosado. (Archivo / GFR Media)

El economista Antonio L. Rosado habría fallecido este viernes en circunstancias no precisadas, a la edad de 71 años, supo El Nuevo Día.

El doctor en Economía, a menudo entrevistado en los principales medios noticiosos y colaborador frecuente del programa radial Análisis 630 del analista Kike Cruz, se destacaba por el análisis fogoso de la complejidad económica de la isla y por su crítica acérrima a la pobre gestión del gobierno, en especial, en lo que atañe al fomento de la actividad empresarial en la isla.

Cruz expresó sus condolencias a la familia del economista a través de la red social Twitter.

Egresado de la Universidad de Puerto Rico, donde obtuvo los grados de bachillerato y maestría en Economía y de la Universidad de Michigan, donde obtuvo el grado doctoral en la misma disciplina, Rosado fue uno de los pocos economistas en la isla que también poseía pericia en temas financieros y de valores, pues poseía licencias para la intermediación de estos instrumentos y de seguros.

Rosado fue parte de la Asociación de Economistas de Puerto Rico y también de la Asociación de Analistas Financieros de Puerto Rico.

Antes de presidir su firma, de nombre VCF Management, Rosado ocupó diversas posiciones en el sector financiero de la isla, incluyendo la presidencia de Puerto Rico International Bank y de Santander Bank Overseas.

Como economista, asesoró al gobierno en diversas instancias, fue economista de la Asociación de Comercio al Detal (ACDET) y a menudo fue orador y a menudo, fue panelista en eventos de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

En el plano deportivo, Rosado fue presidente de la Liga Senior de Golf y miembro de la junta de directores de la Puerto Rico Golf Association.

“Fue un fiel creyente del postulado de la eficiencia de mercado, cosa que no compartíamos, pero siempre daba espacio al debate de altura y amplia cordialidad”, dijo el economista Antonio Fernós Sagebién al relatar sus experiencias con el sanjuanero.

Fernós Sagebién le describió como “una persona jovial” y expresó sus condolencias a la esposa del economista, Blanquita, y a su hija, Laura.

“En la docencia, predicaba que siempre se debe enseñar la economía con ejemplos prácticos y de la vida real y no con ejercicios filosóficos que no tienen tiempo ni espacio pues así se mantenía viva la ciencia económica”, dijo Fernós Sagebién.

En sus últimas declaraciones a El Nuevo Día, Rosado puso en duda la desaparición plena de los centros comerciales en Puerto Rico o que se vaticina en Estados Unidos, al plantear que solo el 15% de las ventas totales se gestionaron en línea durante el pasado año.

“Papo, como todos le decíamos, era muy competente como economista y muy acertado en sus intervenciones públicas”, dijo por su parte el economista Joaquín Villamil.

“No siempre estuvimos de acuerdo, pero no por eso disminuyó mi afecto y respeto por él”, agregó el fundador de Estudios Técnicos.

💬Ver comentarios