De acuerdo con Jaime Plá, presidente de la Asociación de Hospitales, hubo instituciones con ocupaciones tan bajas como el 25%. (GFR Media)
Los dineros de Medicaid que Puerto Rico pudiera perder estaban destinado a aumentar el pago a los médicos, aumentar el pago a los hospitales, costear el pago de medicamentos para hepatitis, costear el pago de la prima de la parte B de Medicare y aumentar el número de pacientes en el Plan Vital. (Archivo)

En plena pandemia, la situación de los proveedores de salud luce en extremo complicada y amenaza con ponerse peor, si en efecto, Puerto Rico perdiese unos $1,054 millones en fondos Medicaid dirigidos al plan de salud Vital que administra el gobierno.