Fotografía de archivo del 14 de febrero de 2020 de un tractocamión con remolque partiendo del muelle PortMiami en Miami. (The Associated Press)

París - La economía mundial no está tan mal como se creía, especialmente en Estados Unidos y China, pero aun así ha sufrido una caída sin precedentes debido a la pandemia de coronavirus, advirtió el miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La OCDE recortó sus pronósticos para México, India y Sudáfrica, mientras que los mejoró para China.

Se proyecta que el producto interno bruto mundial disminuirá un 4.5% este año, debajo de la caída del 6% que había pronosticado en junio, agregó la OCDE en un informe.

Ahora se espera que la economía mundial se recupere y crezca un 5% el próximo año, dijo la organización.

Sin embargo, la OCDE señaló que su pronóstico está “sujeto a una incertidumbre considerable” a medida que continúa la pandemia, y asume que “continuarán brotes locales esporádicos” y que una vacuna no estará disponible hasta finales de 2021.

La OCDE mejoró su pronóstico para la economía de Estados Unidos, anticipando una contracción del 3.8% este año en lugar de una caída del 7.3% pronosticada anteriormente.

Dijo esperar que China sea el único país del grupo de las 20 economías más poderosas del mundo que crecerá este año, a una tasa de 1.8%, en lugar de una caída del 2.6% proyectada anteriormente.

La organización con sede en París, que asesora a los países desarrollados sobre política económica, instó a los gobiernos a no aumentar los impuestos ni recortar el gasto el año próximo “a fin de preservar la confianza y limitar la incertidumbre”. Es necesario mantener el apoyo fiscal y monetario a la economía, añadió.

“El objetivo debe ser evitar un ajuste presupuestario prematuro en un momento en que las economías siguen siendo frágiles”, dijo.