Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La misiva que circuló tenía la firmas del liderato de la Coalición del Sector Privado, como Carlos Rodríguez (izquierda) y Liliana Cubano (derecha).
La misiva que circuló tenía la firmas del liderato de la Coalición del Sector Privado, como Carlos Rodríguez (izquierda) y Liliana Cubano (derecha).

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La Coalición del Sector Privado, que agrupa a empresas y gremios de hospitales, manufactura,  comercio al detal, restaurantes, turismo, telecomunicaciones y restaurantes, aclaró hoy que una carta circulada  ayer por redes sociales, en la que pedían la reapertura de negocios para el 15 de abril, “aún era un documento de trabajo”. 

La aclaración la hizo mediante misiva enviada a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, quien a las 5:00 p.m. actualizará la situación ante la emergencia del COVID-19 e informará qué procederá con las órdenes de cierres y toque de queda que expiran el 12 de abril. 

 “No era nuestra intención que la misma llegara a sus manos, ya que aún estamos en el proceso de recopilación de recomendaciones y comentarios de los miembros que nuestra Coalición representa.  Nuestras disculpas por ese error involuntario”, lee la carta firmada por la junta de directores de la Coalición, que incluye al presidente de la Asociación de Industriales, Carlos Rodríguez; y a Liliana Cubano, presidenta de la Asociación de Productos de Puerto Rico. 

Lee la misiva aquí:

En la comunicación que la Coalición pidió a no considerar como un postura oficial, se urge a “ reactivar la actividad económica de Puerto Rico, de forma responsable, en una transición ordenada y en equipo con el Gobierno, para evitar una crisis aun mayor en la economía.  Crisis que provocará que luego del 15 de abril miles de familias no tengan dinero disponible para compra de alimentos, comida o servicios esenciales y de salud”. También resalta que los recaudos del gobierno van en picada, de hasta 60%.   

Las recomendaciones son concretas. Por ejemplo, del 15 al 30 de abril, sugirieron permitir que la venta al detal se realice mediante recogido o entrega, con medidas de control para que no haya contacto con el cliente ni aglomeraciones; flexibilizar el toque de queda para cerrar a las 9:00 p.m.; y  eliminar la restricción de números de tablillas para reducir las filas. También urgieron permitir la operación de ferreterías y tiendas de equipos electrónico y enseres, con medidas de control como turnos o citas previas.  

Del 1 de mayo al 15, propusieron permitir la operación a empresas con 10 empleados omenos, y que quienes excedan esta cantidad de personal se mantengan en trabajo remoto.  

Del 16 de mayo en adelante, plantearon la reapertura de cines y centros comerciales. 

La carta retractada también estimo el impacto directo a la economía en $2,700 millones. 

Lee el borrador aquí: