Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El Senado aprobó la medida el pasado sábado con una votación final de 23 votos a favor y siete en contra. La misma debe ser aprobada aún por la Cámara de Representantes.
El Senado aprobó la medida el pasado sábado con una votación final de 23 votos a favor y siete en contra. La misma debe ser aprobada aún por la Cámara de Representantes. (Vanessa Serra Díaz)

El proyecto para crear la corporación privada que tendrá a cargo la atracción de inversión externa a Puerto Rico sufrió numerosas enmiendas en su paso por el Senado el pasado sábado, incluyendo la eliminación del nombre que le fue propuesto de “Enterprise Puerto Rico”.

La medida, que debe ser aprobada aún por la Cámara de Representantes, la aprobó el Senado con una votación final de 23 votos a favor y siete en contra.

Además del nombre, que según la versión senatorial será responsabilidad del Secretario de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) de fijarlo, otras enmiendas importantes son la inclusión del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares como presidente de su Junta de Directores y algunos cambios en la composición de dicha Junta.

Se establecieron, además, criterios adicionales para las personas que puedan ocupar posiciones dentro de ese organismo y se dispuso para la aportación económica gubernamental.

La exposición de motivos del proyecto mantuvo el concepto de “una entidad sin fines de lucro, independiente que se enfocará en atraer inversión de capital nuevo para propulsar el desarrollo económico y crear empleos”. Para ello, se indicó en el proyecto que se “utilizará el conocimiento especializado de los sectores público y privado, en colaboración con el DDEC”.

El nuevo primer artículo de la medida “ordena al Secretario del DDEC que, por vía de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico (Pridco), organice una entidad corporativa sin fines de lucro cuyo nombre será determinado por dicho funcionario”.

Composición de la Junta

La nueva versión de la Junta de Directores de la propuesta corporación dispuso que la misma “estará compuesta por el gobernador de Puerto Rico, quien podrá delegar su participación, el secretario de Estado, el director ejecutivo de la Compañía de Fomento Industrial y ocho miembros del sector privado nombrados por el gobernador”, de los cuales, al menos cuatro deberán ser residentes de Puerto Rico.

La propuesta original disponía que el gobernador nombraría seis miembros de la Junta y ésta, a su vez, podría designar seis miembros adicionales.

La Junta, se estableció además, será presidida por el gobernador o su representación y, anualmente, la Junta elegirá a uno de sus miembros para ejercer funciones de vicepresidente.

Entre las nuevas condiciones impuestas a los miembros potenciales del organismo se incluyó el que no se aceptará a ninguna persona que haya sido convicta en cualquier jurisdicción por cualquier delito grave o por delitos menos graves que conlleven depravación moral o que sean constitutivos de deshonestidad, fraude, malversación o apropiación ilegal de fondos.

Se dispuso así mismo que “ningún miembro, director, oficial o contratista de la corporación podrá tener conflicto de interés o apariencia de conflicto de interés con relación a los negocios nuevos... o suplidores de la empresa y tampoco podrá beneficiarse de los ingresos o activos de la corporación”.

De Pridco la inversión semilla

La versión enmendada incluyó el tema de los fondos para financiar la operación y dice que durante el próximo año fiscal 2017-2018, Pridco dará a la corporación “un financiamiento inicial de $500,000 para su operación inicial”.

Se agregó que “la inversión operacional del Gobierno de Puerto Rico en la corporación y sus divisiones será la acordada mediante contrato con el DDEC tomando en consideración el presupuesto de la corporación”.

La aportación del sector privado a la iniciativa se dejó también en manos del Secretario del DDEC.

Según el texto, “la corporación deberá tomar acción afirmativa para que las asignaciones de fondos operacionales por parte del Gobierno de Puerto Rico sean pareados con aportaciones de fondos del sector privado en la proporción que determine el secretario”.