Una peculiaridad de esta franquicia es que sus restaurantes permanecen cerrados los domingos, pues su filosofía es que los empleados y operadores descansen ese día. Tampoco abren el Día de Navidad. (Shutterstock)

La pandemia del COVID-19 ha afectado a muchos restaurantes y franquicias de comida, pero ello no ha impedido que nuevas cadenas se interesen por entrar al mercado de Puerto Rico.