La APT alega que la medida pondría en riesgo  la operación de empresas de telecomunicaciones locales, además de elevar el costo para los consumidores.
Las proveedoras de telecomunicaciones ponen a correr con generadores las antenas y torres cuando falta el servicio comercial de electricidad. (Archivo)

Las principales proveedoras de telecomunicaciones no reportaron efectos mayores a raíz del apagón masivo del jueves, que para hoy no se ha corregido completamente.

La prestación de los servicios no se vio afectada, aunque algunos clientes pudieron haber experimentado intermitencia temporera por la falta de energía eléctrica comercial en sus áreas”, informó Enrique Ortiz de Montellano, líder de Claro. “La empresa sigue monitoreando y revisando proactivamente”.

A media tarde de hoy, Liberty reportó que tenía entre 6% y 8% de la clientela de red fija sin servicio por falta de electricidad. “Personal técnico de la empresa ha estado verificando el equipo en la calle para reiniciar cualquier mecanismo que no haya prendido luego del restablecimiento”, indicó Naji Khoury, presidente de la empresa. Además, se activó una plataforma para que los clientes reporten si a pesar de ya tener luz aún no tienen servicio de Liberty.

En cuanto a la red móvil, Khoury aseguró que “está trabajando en óptimas condiciones con dos oficinas centrales y un 5% de celdas celulares operando con generadores”.

Mientras, T-Mobile Puerto Rico informó que ayer, jueves, decidió cerrar las localidades en áreas impactadas más temprano, para la seguridad de sus clientes y empleados, pero que hoy la operación fue en horario regular.

A la vez, como parte del plan de emergencias, T-Mobile mantuvo activados a los distintos equipos encargados de ingeniería de la red, de distribución y recarga de combustible para mantener en funciones los generadores que alimentan las celdas cuando falla el servicio comercial de electricidad, expuso la gerente de relaciones públicas, Frances Rodríguez.

“Gracias a esto el impacto fue mínimo”, aseguró.

💬Ver comentarios