Además de reforzar la estructura para que resista futuros sismos, el interior del supermercado Econo de Guánica fue rediseñado.
Además de reforzar la estructura para que resista futuros sismos, el interior del supermercado Econo de Guánica fue rediseñado. (Suministrada)

Gracias a una inversión de $2.5 millones, el supermercado Econo de Guánica reabrió sus puertas hoy jueves, luego de casi diez meses de cierre debido a los daños causados por el terremoto del pasado 7 de enero, con epicentro en el suroeste de la isla.

El supermercado, que fue establecido hace 35 años en la misma entrada del pueblo, sufrió daños cuantiosos en su estructura y equipos. “Tuvimos que demoler y reforzar parte de la estructura para adaptarla a los códigos de construcción actuales y que sea más resistente a futuros sismos que pueda haber en el área”, afirmó Santos Manuel Ruiz Pietri, dueño del Econo de Guánica y de otros dos en Yauco y Mayagüez.

Durante los meses que estuvo cerrado, el supermercado continuó garantizando el empleo a su plantilla, que antes del cierre ascendía a 140 trabajadores. Muchos permanecieron en labores de limpieza y disposición de escombros, mientras que otros fueron transferidos a los dos supermercados que son propiedad de Ruiz Pietri.

“Ninguno de los empleados que estaba aquí se quedó fuera, a menos que haya sido por una situación voluntaria, como los que se mudaron a Estados Unidos o que se quedaron con los hijos en casa porque tienen clases virtuales”, aseguró el empresario. “Les garantizamos su trabajo hasta el último momento”.

El supermercado reabre hoy con unos 80 a 100 empleados, pues operará en un horario más reducido que antes debido al toque de queda impuesto durante la pandemia de coronavirus COVID-19, sostuvo Diane Ruiz Irizarry, quien está a cargo de Administración y Recursos Humanos en la empresa de su padre, Ruiz Pietri.

En cuanto a la renovada tienda, el empresario dijo que la diferencia será notable respecto a como era antes del terremoto, sobre todo en su interior. Mencionó que la panadería y el departamento de carnes son nuevos, al igual que los equipos de refrigeración, la infraestructura de comunicaciones y las góndolas. “Se sustituyeron las góndolas porque todas colapsaron y la mercancía cayó al piso. Las hicimos más cortas para que tengan menos carga y un menor desplazamiento en caso de sismos”, detalló.

Diane Ruiz Irizarry, quien está a cargo de Recursos Humanos en el Econo de Guánica, junto a su padre Santos Manuel Ruiz Pietri, dueño del supermercado.
Diane Ruiz Irizarry, quien está a cargo de Administración y Recursos Humanos en el Econo de Guánica, junto a su padre Santos Manuel Ruiz Pietri, dueño del supermercado. (ELNUEVODIA.COM / Suministrada)

“Todos los pisos son nuevos y los techos acústicos también. Hubo cambios en el diseño del interior de la tienda. Se cambió la estética; eliminamos unas cosas y dimos más espacio para dar mayor comodidad a los clientes”, agregó Ruiz Pietri. “Los carritos de compra son todos nuevos porque muchos se rompieron”.

El supermercado, que es el único que ubica en Guánica, cuenta con divisiones de acrílico en las cajas registradoras, estaciones de desinfectante de manos alrededor de la tienda y pegatinas en el piso para tener el distanciamiento físico de seis pies entre personas en la fila, todo como parte de los protocolos para evitar la propagación del COVID-19. También tomarán la temperatura de los clientes y desinfectarán los carritos en la entrada.

La tienda abre de lunes a sábado de 6:30 a.m. a 8:00 p.m. y los domingos de 6:30 a.m. a 5:00 p.m.

Sobre el desempeño que espera, Ruiz Pietri planteó que, además de daños al supermercado, la secuencia sísmica de principios de año causó una merma en la población de Guánica debido a personas que se han ido del pueblo porque no han podido reparar sus casas. Los sismos, en conjunto con la pandemia, también afectaron la actividad turística de la zona.

“Estamos considerando que pudiéramos tener una baja en ventas de 25% a 30% de lo que normalmente vendíamos”, estimó el empresario. “Entiendo que debemos irlo recuperando gradualmente”.