Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La perspectiva de que Toys "R" Us cierre locales ofrece otro golpe potencial a sus principales proveedores, Mattel Inc. y Hasbro Inc. (Archivo / GFR Media)
La perspectiva de que Toys "R" Us cierre locales ofrece otro golpe potencial a sus principales proveedores, Mattel Inc. y Hasbro Inc. (Archivo / GFR Media)

(Bloomberg) - Toys "R" Us Inc., que se acogió a la protección de los creedores por bancarrota en septiembre, está considerando cerrar al menos 100 tiendas en los Estados Unidos ante las débiles ventas navideñas, de acuerdo con fuentes al tanto.

Las ventas en los Estados Unidos han disminuido 15 por ciento en la temporada de compras navideñas frente al año anterior, de acuerdo con personas que recibieron informes recientes sobre el asunto, quienes pidieron no ser identificadas porque la información no es pública. El número de tiendas cerradas podría llegar a aproximadamente 200, dijo una de las personas, aunque no se ha tomado ninguna decisión.

"Las decisiones finales sobre nuestra cartera inmobiliaria se realizarán solo después de una cuidadosa consideración sobre los mejores intereses de nuestro negocio", dijo la vocera Amy von Walter. "Cualquier especulación sobre esa cifra es prematura y probablemente inexacta".

La compañía con sede en Wayne, Nueva Jersey, operaba 879 tiendas en los Estados Unidos a fines de enero, según su último informe anual.

La perspectiva de que Toys "R" Us cierre locales ofrece otro golpe potencial a sus principales proveedores, Mattel Inc. y Hasbro Inc. Las acciones de ambas compañías cayeron a mínimos de sesión el lunes. Mattel perdía 4.5 por ciento a $14.78, mientras que Hasbro bajaba 3.2 por ciento a $91.02.

Los fabricantes de juguetes ya han culpado a la quiebra de Toys "R" Us por sus malos resultados. Mattel, el fabricante de la Barbie y la marca de juguetes Fisher-Price, ha sufrido particularmente, con un descenso de las ventas en América del Norte el trimestre pasado.

Opciones difíciles

Cerrar tiendas es una práctica común para los minoristas en bancarrota, pero Toys "R" Us había dicho en sus documentos al acogerse a la quiebra que no anunciaría una gran reducción en su cadena de tiendas de juguetes. El presidente ejecutivo, Dave Brandon, dijo en septiembre que la compañía estaba impulsando planes para abrir más tiendas en algunas ciudades. Y estaba contemplando ampliar el contrato de arrendamiento en su ubicación de Times Square, que se inauguró en agosto como una tienda de vacaciones temporal.

Pero como las ventas siguen cayendo, Toys "R" Us puede tener que tomar decisiones difíciles. El proceso de quiebra hace que sea más fácil salir de contratos de arrendamiento y cerrar las ubicaciones con peores resultados de la compañía. Y la empresa ha dicho que continuará evaluando su cartera de tiendas como parte del proceso de reestructuración.

Los débiles resultados en la temporada de compras de fin de año amenazan con complicar los planes del minorista para poner sus finanzas en orden y salir de la bancarrota con un balance mejorado. Antes de declararse en quiebra, la compañía se había visto agobiada por una deuda de aproximadamente $5,000 millones, derivada de una compra apalancada liderada por Bain Capital la última década.

Toys "R" Us había anunciado planes previamente de cerrar al menos 26 tiendas en el Reino Unido, lo que está fuera de la jurisdicción de la quiebra. La idea es reducir su énfasis en los grandes locales, permitiendo que la empresa se concentre en tiendas pequeñas y operaciones en línea de mejor rendimiento.