Gloria Baquero, presidenta de NUC, sostuvo que su prioridad es ofrecer programas educativos para los cuales hay demanda de empleo. (Ricky Reyes Vázquez/ Especial para El Nuevo Día)

Con una disciplina de apoyarse en datos para tomar decisiones, National University College (NUC) “apuesta a la calidad y el servicio al estudiante” para consolidarse como una institución postsecundaria alineada con las necesidades del mercado laboral.

Así sintetizó la doctora Gloria Baquero, presidenta de NUC, el norte de esta red de recintos y centros de educación técnica en Puerto Rico y Florida, producto de la consolidación con el Instituto de Banca y Comercio, Ponce Paramedical College y Florida Technical College (FTC), que se concretó a principios de 2018.

Nos concentramos en ofrecer programas para los cuales hay empleo”, puntualizó Baquero. Esto responde principalmente a que tienen una meta interna de que 70% de sus alumnos estén ubicados en un trabajo relacionado con sus estudios a un año de haberse graduado. Indicó que, en la actualidad y a pesar de los disloques en el mercado que ha dejado el huracán María, esa tasa está en 67% en Puerto Rico. Mientras, en Florida es de 72%.

Sin embargo, Baquero afirmó que en el caso de los programas técnicos, como plomería, energía renovable, electricidad y refrigeración, ese porcentaje es “mucho mayor”, aunque no pudo ofrecer un número en particular porque la cifra varía entre programas.

Baquero detalló que utilizan múltiples fuentes, como datos del Departamento del Trabaj y Recursos Humanos y del Instituto de Estadísticas, para mantener el oído en tierra de qué hace falta versus qué ofrecen. A esto sumó la información que aportan consejos asesores de patronos.

“Tenemos una Junta de Síndicos, con representación de personas de las industrias de salud, tecnología y otras, cuya función principal es mirar que los programas que estamos diseñando y ofreciendo vayan a tono con las agencias acreditadoras, el mercado y las empresas”, expuso.

Por ejemplo, mencionó que con la merma en la población infantil, el programa de asistentes de preescolar solo está activo en regiones donde aún se puede medir demanda. De forma similar, han enriquecido su programa culinario por estar al tanto de que hay alta demanda no solo para empleados de línea, sino también para cocineros profesionales y emprendedores en esa rama.

Por otro lado, el interés en instalaciones de energía renovable se ha disparado y otros campos como la enfermería y carreras técnicas en salud siguen siendo muy buscadas. Todos incluyen laboratorios y simuladores, un requisito de las casas acreditadoras como la Middle States y otras especializadas.

Baquero destacó que NUC es muy consciente de la diversidad de necesidades de su estudiantado, sean los más jóvenes que llegan a los 15 y 16 años tras obtener un diploma de cuarto año de forma acelerada, como los adultos y los que vienen con rezagos académicos y retos sicosociales.

Para facilitar servicios personalizados, asignan un mentor a cada uno de los más de 25,000 estudiantes (esta cifra no incluye los nuevos ingresos a finales de mes). Esto lo logran con unos 3,000 empleados administrativos. Las clases las imparten 316 profesores a tiempo completo y 1,036 a tiempo parcial.

Aunque NUC tiene como meta aumentar la educación por internet, Baquero destacó que “todavía en Puerto Rico la mayoría prefiere la educación presencial”.

“Lo que ha sido bien recibido es tener programas combinados o híbridos, con algunos cursos presenciales”, mencionó.

Sobre la huella física de NUC, Baquero indicó que cuenta con seis recintos, más 13 centros de extensión. En Florida, tienen seis centros de extensión y dos escuelas especializadas, una de ellas en animación y desarrollo de videojuegos, ubicada dentro de Universal Studios. La prioridad no es abrir más localidades, sino mantener las existentes con ofertas relevantes, afirmó. Según el promedio por los pasados 10 años, NUC gradúa unos 11,000 estudiantes al año.


💬Ver 0 comentarios