Una flota de aviones de American Airlines estacionada para almacenamiento en Brookley Airfield, Alabama. (EFE)

La compañía aérea American Airlines arrancó el 2020 con unas pérdidas netas de 2,241 millones de dólares en el primer trimestre, frente a las ganancias de 185 millones que obtuvo los tres primeros meses del pasado año, como consecuencia de la caída en los desplazamientos y las medidas de confinamiento por la crisis de la COVID-19.

La aerolínea, con sede en Texas, registró una pérdida neta por acción de 5.26 dólares, frente a las ganancias de 0.41 dólares que reportó durante los tres primeros meses de 2019.

Se trata de los peores resultados que ha registrado la aerolínea desde la crisis financiera de 2008 y están causados principalmente por la caída del 95 % en sus operaciones desde que se impusieron las restricciones a los viajes para contener el virus.

Los analistas calculan que durante el segundo trimestre del año la aerolínea perderá 70 millones de dólares cada día por culpa de la pandemia.

En cuanto a la facturación, American Airlines ingresó 8,515 millones de dólares en el primer trimestre de este año, una disminución del 19.5 % con respecto al ejercicio anterior, cuando logró una facturación $10,584 millones.

En cuanto a los gastos operativos, registraron una subida y pasaron de $10,209 millones entre enero y marzo del pasado año a los $11,064 millones en los tres primeros meses de 2020, lo que supone un incremento del 8.4 %.

Hasta final del año pasado, antes del brote de coronavirus, la compañía daba trabajo a unas 133,000 personas. Sin embargo, la pandemia les ha obligado a congelar las contrataciones y cerca de 39,000 empleados han aceptado voluntariamente el cese de sus nóminas o bajas incentivadas.

En un comunicado, el presidente y primer ejecutivo de la aerolínea, Doug Parker, declaró que la empresa nunca se había tenido que enfrentar a un "desafío tan significativo".

"Nos hemos movido rápida y agresivamente para reducir nuestros costos y reforzar nuestra liquidez", dijo Parker, que agradeció la asistencia financiera de 5,800 millones de dólares que recibirá American Airlines a través de los programas de ayudas aprobados en Washington por demócratas y republicanos y que a su juicio ayudarán a que el sector continúe siendo fuerte cuando pase la crisis.

"Tenemos mucho trabajo difícil por delante. Y aunque todavía hay incertidumbre sobre lo que está por venir, confiamos en que a través de la dedicación del equipo de American Airlines y nuestras acciones rápidas superaremos esto con nuestro equipo, nuestros clientes y nuestros accionistas", concluyó Parker.

Los resultados de la aerolínea decepcionaron a los inversores en Wall Street y en las operaciones electrónicas previas al inicio de la sesión los títulos de American Airlines caían un 5 %. En lo que va de año las acciones de la aerolínea han perdido cerca de un 56 % de su valor.


💬Ver 0 comentarios