Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Lanzamiento de su oferta pública en la bolsa de valores en el 2016. (Twitter Nasdaq)

En Puerto Rico, a solo 24 horas de que empiece la nueva temporada de huracanes, unos 14,000 abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no tienen servicio eléctrico desde hace ocho meses, pero en ese mismo período, Mammoth Energy Services, cuya subsidiaria Cobra Acquisitions, fue contratada junto a Whitefish Energy Holdings para reparar la red eléctrica de la isla, experimenta el mejor momento de su vida en Wall Street.

Esta semana, la acción de Mammoth, que trafica en el Nasdaq bajo las siglas TUSK, llegó a su nivel más alto desde que la compañía se hizo pública en octubre de 2016. El título accionario alcanzó el pico de $38.08. El desempeño histórico, registrado el pasado martes, supuso un salto de 22% en un solo día de cotización, y esta ganancia se produjo justo después de que la empresa informara que la AEE le otorgó un contrato de un año por otros $900 millones para “completar la restauración de la red de transmisión y de componentes del sistema de distribución como resultado del huracán María, así como para respaldar la fase inicial de reconstrucción de la red eléctrica de Puerto Rico”.

De acuerdo con el informe de Mammoth al mercado, la AEE seleccionó a su subsidiaria, Cobra Acquisitions, luego de un proceso de propuestas que se llevó a cabo a mediados de febrero pasado. El nuevo contrato con la AEE se suscribió el pasado 26 de mayo, según la empresa.

“Estamos muy orgullosos de nuestro equipo Cobra en Puerto Rico y esperamos continuar nuestra relación con el gobierno de Puerto Rico, la AEE y los ciudadanos de Puerto Rico”, indicó en declaraciones escritas el principal oficial ejecutivo de Mammoth, Arty Straehla, al adelantar que el trabajo de reconstrucción de la red eléctrica que recién comienza debe durar “varios años”.

La nueva contratación de Cobra se produjo a pesar de que en las pasadas semanas, se ha alegado que subcontratistas de esa empresa ocasionaron los apagones que Puerto Rico experimentó en el mes de abril, situación que incluso provocó que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares solicitara públicamente la cancelación de tales subcontratos.

Mammoth, una empresa con sede en el estado de Oklahoma, llegó a Puerto Rico en octubre pasado, por la vía de Cobra, prácticamente de la misma forma en que se contrató a Whitefish Energy Holdings. Luego del huracán María, habida cuenta que el exdirector ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, no suscribió un acuerdo de ayuda mutua con otras utilidades pública, en medio de la emergencia, la AEE entró en un confuso proceso de contratación que resultó en la selección de Whitefish Energy Holdings y Cobra. En ambas contrataciones, según reveló antes El Nuevo Día, la AEE aceptó pagar tarifas entre 10 y hasta 40 veces más altas de lo que paga a recursos locales y sus empleados, según documentos divulgados por el propio gobierno. En el caso de Whitefish, el contrato fue blanco de ataques, por tratarse de una empresa de dos empleados y de poca trayectoria.

El contrato de Cobra, sin embargo, quedó en segundo plano, a pesar de que fuentes de este diario plantean que la pericia de la empresa no se centra en la reparación de redes eléctricas sino en tareas de apoyo. Entonces, para el 17 de octubre pasado, Cobra se agenció un contrato por unos $200 millones. La cifra aumentó a $445 millones tres meses después y el pasado 28 de febrero, la AEE aumentó el contrato a $945 millones.

Con el nuevo contrato, Cobra y a su vez, Mammoth se agenciará al menos $1,900 millones por restaurar y reconstruir la red eléctrica de Puerto Rico tras el ciclón del pasado 20 de septiembre y con tal inyección en un plazo de apenas 18 meses. Tal inyección se ha traducido en ganancias de triple dígito para los accionistas, pues luego del huracán María, la acción de Mammoth ha apreciado 159% desde mediados de octubre pasado. Entonces, el título de Mammoth se traficaba en el Nasdaq en la vecindad de $14.49, según datos en el sistema especializado Bloomberg.

Hasta marzo pasado, y como consecuencia directa de los contratos recibidos tras el paso del huracán María, el valor de mercado de Mammoth se calculaba en $1,433 millones, prácticamente dos veces más que los $570 millones en que estaba valorada la compañía para finales del 2016, partiendo de la información de Bloomberg.


💬Ver 0 comentarios