Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Dominga Morales, fundadora de la cadena Antonino’s Pizza, sumará nuevos locales en puestos de gasolina, así como food trucks que quiere ubicar alrededor de la isla. (Suministrada)

Pese a los retos que experimentó el pasado año el sector comercial, la franquicia local Antonino’s Pizza expandió el número de establecimientos e incrementó en doble dígito el volumen de sus ventas; por ello, de camino a sus 30 años de establecida, aspira a superar las cifras de 2017.

En entrevista con El Nuevo Día, su fundadora Dominga Morales indicó que, a pesar de la situación económica y del paso de los huracanes Irma y María, abrió tres establecimientos el año pasado: San Germán, Aguada y Canóvanas; y concluyó el 2017 con 22 restaurantes. Las ventas, en promedio, aumentaron 15% en comparación con las de 2016. “A pesar de como estuvo la economía, no me puede quejar. Antonino’s demostró que es una buena inversión”, aseveró la creadora de la franquicia.

Vislumbra que el nuevo año será aún mejor, y estima que la cadena incrementará las ventas en, por lo menos, 15% nuevamente, mientras planifica añadir el doble de los locales que abrió en el 2017. Este mes inaugurará el primero de ellos, el Antonino’s Pizza de la avenida 65 de Infantería, que estará dentro de la gasolinera Puma.

Este será el segundo local que la franquicia abre dentro de una estación de gasolina. El primero fue el de Canóvanas el pasado año. Dicho establecimiento construirá este año un servi-carro, lo que le permitirá extender el horario de operaciones, sostuvo Morales.

La empresaria indicó que el operar un Antonino’s en una estación de gasolina es una manera costo efectiva para muchos dueños de estaciones, ya que les permite generar ingresos adicionales y atraer a un mayor tráfico de clientes. La inversión oscila entre $25,000 y $30,000, incluyendo los equipos y el inventario inicial.

Los Antonino’s en las gasolineras tienen unos 300 pies cuadrados aproximadamente (a diferencia de los 1,000 o 1,200 pies cuadrados que tienen los restaurantes independientes), y el menú no incluye las costillas ni las opciones de pechugas que ofrecen los restaurantes regulares. No obstante, ofrecen pizzas, calzones, lasañas, fetuccini, palitos con queso y espaguetis, entre otras opciones.

Asimismo, este año Antonino’s llegará al municipio de Lares y además, la franquicia comenzará a vender los primeros “food trucks” con su concepto. Sobre estos últimos, los mismos tendrán 12 pies y la inversión requerida ronda los $27,000. El menú se concentrará en pizzas de diversas combinaciones, alitas, calzones y palitos con queso.

“Quiero que Antonino’s Pizza tenga más presencia en el área metropolitana, y los ‘food trucks’ son una opción para lograrlo, sobre todo abriendo cerca de universidades y centros comerciales”, sostuvo la empresaria, quien indicó que el área oeste es donde más presencia tiene la franquicia, y por mucho más tiempo. Entre ellos mencionó a Isabela con 24 años, 22 años en San Sebastián y 19 en Moca, así como Mayagüez, San Germán, Añasco, Aguada, Cabo Rojo y Las Marías, por mencionar algunos.

Asimismo, hay restaurantes Antonino’s Pizza en el sur, en el este y en el área central, entre ellos Ponce, Juana Díaz, Villalba, Río Grande, Canóvanas, Morovis, Orocovis, Arroyo, Aibonito, Toa Alta y Caguas.

Negocio a prueba de huracanes

En cuanto a cómo el ciclón María impactó a la cadena, Morales indicó que la mayoría de los restaurantes abrieron antes de la primera semana, incluso hubo algunos, como el de Canóvanas, que abrió al tercer día, siendo de los primeros en ofrecer comida caliente a los consumidores. Esto porque casi todos contaban con generador eléctrico y cisterna de agua, además de que la franquicia había coordinado con el suplidor antes del paso del huracán para asegurarse de que tenía suministros suficientes para despacharle a todas las tiendas después del ciclón.

En ese caso, y debido a las condiciones de las carreteras en esos primeros días, los operadores buscaban la mercancía en las instalaciones del distribuidor.

No obstante, tuvieron inconvenientes con las telecomunicaciones, los teléfonos no funcionaban y el servicio de entrega (“delivery”) se afectó. “Los teléfonos nos han dado mucho problema, además de la energía eléctrica. Tuvimos que adquirir teléfonos pre pagados, que eran los que nos funcionaban y la ATH funcionaba con cajas separadas a la caja registradora”. Añadió la entrevistada que el servicio de entrega se suspendió temporalmente durante las primeras semanas después de María por cuestiones de seguridad y porque no funcionaban los teléfonos.

Los Antonino’s continúan operando en horario limitado, la mayoría de los locales cierran de domingo a jueves a las 7:00 p.m. (antes de María cerraban a las 10:00 p.m.), y los viernes y sábado a las 9:00 p.m. (antes cerraban a las 11:00 p.m.).

Orígenes

Antonino’s Pizza cumple este año tres décadas de establecida. Comenzó operaciones en 1988 como un negocio de familia en Cayey y luego abrió su primer restaurante en Isla Verde. Después, en el 1991 se expandió a Santurce, Humacao y Caguas. En apenas tres años, el negocio se convirtió en franquicia.

Para el año 1997 ocupaba el séptimo lugar entre las primeras 100 cadenas de pizza en Estados Unidos, según la revista Pizza Today. Dicha franquicia llegó a tener cerca de 50 locales a principios del año 2000. Pero en el 2001, un grupo de dueños operadores se unieron para abandonar a Antonino’s y formaron un negocio nuevo al que llamaron Pizza Pasta.


💬Ver 0 comentarios