Cada tarjeta es válida es para una familia y con ella podrán redimir un “bucket” familiar. ( Archivo)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Ante la situación por la que atraviesan algunas familias puertorriqueñas, la cadena de restaurantes KFC ha unido esfuerzos con el Banco de Alimentos para distribuir 1,000 tarjetas de cortesía para el consumo de un “banquete familiar” para cuatro personas.

Con el objetivo de responder a la necesidad actual de manera ágil e inmediata, el Banco de Alimentos se dio a la tarea de identificar familias con inseguridad alimentaria a través de diferentes organizaciones de base comunitaria en los diferentes municipios de la isla.

Entre estas familias se distribuirán el total de 1,000 tarjetas durante este mes mientras duren. Cada tarjeta es válida es para una familia y con ella podrán redimir un “bucket” familiar.

Esta iniciativa responde al propósito de marca de KFC y del Banco de Alimentos de satisfacer las necesidades alimentarias de los más necesitados y ayudar a erradicar el hambre en nuestra isla.

“Por los pasados siete años, KFC ha sido y es un importante y generoso aliado del Banco de Alimentos, colaborando en la educación a la comunidad, la aportación de medios, levantando fondos y donando horas voluntarias. Ante la necesidad urgente de alimentos creada por COVID-19, nos complace recibir esta importante aportación con la cual mil familias puertorriqueñas con necesidades alimentarias se beneficiarán.” comentó Denise Santos, presidenta del Banco de Alimentos en Puerto Rico.

KFC lleva 50 años en Puerto Rico y tiene 82 restaurantes alrededor de la isla. La franquicia es operada por Encanto Restaurants, Inc., uno de los más grandes patronos del sector privado en la isla.


💬Ver 0 comentarios