Desde la izq: Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de MIDA; Orlando González, presidente de MMM; Mirella Báez, vicepresidenta auxiliar de Servicios de Base Comunitaria de MMM; y Surima Quiñonez, titular de ADSEF. (Marian Díaz)

La industria de alimentos está de plácemes, pues por primera vez se une al sector de seguros para ofrecer mejores beneficios de alimentación a la población de adultos mayores, lo que repercutirá en una inyección de $10 millones anuales para los supermercados y negocios que venden alimentos sin procesar.

La aseguradora MMM es la compañía que ofrecerá el beneficio a sus afiliados de Medicare Advantage. Orlando González, presidente de MMM, indicó que “más del 38% de la población de adultos mayores vive bajo niveles de pobreza, siendo este nuevo beneficio de mayor relevancia considerando además que el 54% dependen de asistencia nutricional para adquirir sus alimentos”.

Será a partir de enero de 2020 cuando MMM comenzará con este nuevo servicio, denominado MMM Mi Compra, el cual será libre de costo para los asegurados. El mismo consistirá en una tarjeta de débito -similar a la tarjeta del Programa de Asistencia Nutricional (PAN)-, la cual estará disponible para dos tipos de beneficiarios de MMM: los 14,000 participantes jubilados del gobierno acogidos a la salud del pensionado; y los que están en alguno de los programas Platino de la aseguradora. En este último grupo, podrían atraer a unos 5,000 beneficiarios, estimó González.

Los jubilados del gobierno recibirán $25 mensuales para la compra de alimentos y los que se suscriban al producto Bienestar Platino recibirán $80 cada mes, que es equivalente al 60%, en promedio, de lo que recibe el adulto mayor bajo el PAN.  Estos podrán hacer las compras en los 2,500 comercios que aceptan la tarjeta del PAN. El dinero solo podrá utilizarse para comprar alimentos, y no se permitirá la compra de detergentes, alcohol o cigarrillos.

MMM enviará las tarjetas de débito por correo y los días 1ro de cada mes, a partir del próximo mes de enero los beneficiarios recibirán el dinero en la cuenta. Si no usan la totalidad del dinero en el mes, lo pierden, es decir que no se acumula el sobrante para el siguiente mes, explicó González.

Por su parte, Manuel Reyes, vicepresidente de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) indicó que los adultos mayores de 65 años en adelante son “una población cada vez más importante para la industria de alimentos, siendo el supermercado el lugar de predilección para hacer sus compras de diversos productos. Esta iniciativa de MMM no solo le da un alivio en el bolsillo a miles de personas, sino que representa un beneficio para nuestros socios del sector detallista", afirmó Reyes.

Surima Quiñonez, titular de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF) aclaró que los beneficiarios de MMMMi Compra continuarán recibiendo, como de costumbre, el dinero del PAN, en caso de que sean tarjetahabientes del programa. En Puerto Rico hay 1.3 millones de personas que reciben el PAN, de las cuales un 34% son adultos mayores o adultos con discapacidades, agregó Quiñonez. 


💬Ver 0 comentarios