Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kevin Miller, principal oficial ejecutivo de LegalSifter, junto al licenciado Alberto Estrella, del bufete legal Estrella LLC., el primero en implementar el programa de inteligencia artificial que propone LegalSifter. (horizontal-x3)
Kevin Miller, principal oficial ejecutivo de LegalSifter, junto al licenciado Alberto Estrella, del bufete legal Estrella LLC., el primero en implementar el programa de inteligencia artificial que propone LegalSifter. (Luis Alcalá del Olmo)

En dos minutos, literalmente, una persona puede someter a revisión legal un contrato de cualquier tipo y recibir de vuelta un documento con todas las recomendaciones para salvaguardar sus intereses.

Esa es la promesa de LegalSifter, una compañía de soluciones de “inteligencia combinada”, porque nutre su plataforma de inteligencia artificial con el peritaje de abogados de diversidad de prácticas, explicó su principal oficial, Kevin Miller.

“El futuro no se trata de abogados versus robots. El futuro es de abogados versus abogados asistidos por robots. La combinación de una persona más un algoritmo es superior que cualquiera de los dos elementos por sí solos”, afirmó Miller.

En Puerto Rico, el bufete Estrella LLC fue el primero en utilizarlo para agilizar servicios de revisión de contratos a menor costo, pero con un estándar igual o superior al usual, informó el licenciado Alberto Estrella, quien lidera la firma con sede en el Viejo San Juan.

“Somos un bufete legal tradicional, pero nos beneficiamos de la tecnología no solo para hacer mejor nuestro trabajo, sino también para ayudar a nuestros clientes”, afirmó Estrella sobre el despacho legal que se especializa en litigio y servicio integral para clientes corporativos de todo el mundo, entre los que figuran manufactureras , compañías petroleras y cadenas de minoristas.

Estrella indicó que al conocer a Miller y ver la plataforma en acción “fue amor a primera vista”, porque pudo ver su utilidad y potencial de forma inmediata, en especial por cómo ayuda a navegar la complejidad atada a todo proceso de negociación de contratos.

“Marca los documentos de la misma forma que un abogado lo hace hoy”, recalcó Estrella. Pero lo hace en segundos y cierra la puerta a omisiones o inclusión de claúsulas que no apliquen, porque la herramienta provee una lista de cotejo para asegurarse de ello. A la vez, reduce sustancialmente el costo para el cliente, que pagará decenas de dólares, en vez de cientos.

“Hasta un acuerdo de confidencialidad bien sencillo una firma no va a cobrar menos de $300 o $400”, contextualizó Estrella. Por otro lado, planteó que el uso de la herramienta en su bufete también permite que los paralegales y abogados se dediquen a tareas más rentables y estratégicas.

Esta experiencia derivó en una alianza de negocios para que Estrella LLC se convirtiera en revendedor autorizado de LegalSifter en el mercado de Puerto Rico, con miras a que no solo más bufetes grandes, sino también abogados particulares la utilicen bajo el modelo de “software as a service”. Es decir, se paga una suscripción que puede ser anual o multianual y cuyo costo se ajusta según el volumen de documentos, según Legalsifter.com.

Por su parte, Miller informó que la herramienta lanzada en 2017 fue precedida por cuatro años de desarrollo que, por diseño, no viene a canibalizar el modelo de negocio de los abogados.

“En esencia, tomamos el cerebro de Alberto (Estrella) y susmejores prácticas y las integramos a la plataforma, de tal forma que está disponible para sus clientes a cualquier hora”, resumió Miller.

Tanto Miller como Estrella apuestan a que el producto beneficiará a empresas que cuentan con su propio departamento legal y también a aquellas cuyos abogados internos deben velar por cumplimiento en todas las etapas de su cadena de suministros, lo cual puede incluso atrasar transacciones, compras y ventas, sencillamente porque el personal legal no da abasto para descargar esas responsabilidades con rapidez.

“Tenemos un evento al que han confirmado su asistencia 45 compañías. Hay mucho interés”, informó Estrella a preguntas de cómo vislumbra la adopción de LegalSifter en Puerto Rico.

Ambos entrevistados indicaron que al hacer las demostraciones en vivo a personas interesadas han visto que de inmediato comprenden las ventajas del producto, porque ven en segundos el resultado de lo que a su equipo de paralegales y abogados puede tomarles días.

“En algunos la reacción inicial ha sido ‘ven acá, ¿pero esto me va a sustituir?’ Pero una vez se les explica el modelo, comprenden que es una herramienta para abogados y también para compañías”, abundó Estrella.

Miller adelantó que en el futuro LegalSifter expandirá sus productos para revisar y ofrecer asesoría contextual en otros tipos de documentos, como informes financieros o manuales de políticas públicas o corporativas.

Por lo pronto, se concentran en el segmento global y complejo de la negociación de contratos, con miras a demostrar que “la inteligencia combinada es el futuro de la profesión legal” y subirá la vara de lo que hoy se considera un estándar razonable de servicio, concluyó Miller.

LegalSifter es una empresa de alto crecimiento fundada en 2013 y con sede en Pittsburgh, Pensilvania. En cerca de un año, ha sido adoptada por bufetes en Europa, Asia y Norteamérica, con conversaciones adelantadas para entrar al mercado de Latinoamérica y del continente africano.


💬Ver 0 comentarios