Se creó un programa de ventas de certificados de regalos de los salones auspiciados por las marcas de la División de Productos Profesionales de L’Oréal Caribe, para que los consumidores los compren y utilicen al culminar la cuarentena. ( Archivo)

La División de Productos Profesionales de L’Oréal Caribe creó un programa 360 para atender las necesidades de los profesionales de la belleza en la isla, quienes se han visto impactados al no poder abrir sus negocios por razones relacionadas al coronavirus. El programa contempla educación continua, apoyo en ventas y mentoría durante el transcurso de la pandemia.

“Para nosotros es importante el bienestar de nuestros salones de belleza y sus estilistas, por lo que nos dimos a la tarea de evaluar las necesidades y trabajar varios programas de apoyo y mentoría enfocado en dueños de salón y estilistas que sea de beneficio para ellos en estos momentos”, señaló Liana Camacho, directora de la División de Productos Profesionales de L’Oréal Caribe.

Para mantener a sus estilistas a la vanguardia de los cambios en la industria y perfeccionando su profesión, el equipo de educación de la División de Productos Profesionales de L’Oréal Caribe creó unos talleres en línea con educadores locales de las marcas que comprenden la división. Estos esfuerzos contemplan eventos de educación en vivo por plataformas virtuales y contenido con artistas y embajadores de marcas en tiempo real a través de las redes sociales Facebook e Instagram. Al momento, se han llevado a cabo 86 clases en línea y se continuarán ofreciendo clases adicionales auspiciadas por las marcas Redken, Kérastase, Mizani y Matrix.

Como parte de los esfuerzos de apoyo a los salones de belleza, la compañía colaboró con estos para crear una estrategia de comercio electrónico, donde puedan continuar la venta de los productos del cuidado del cabello y de esta manera continuar generando ingresos mientras el salón no esté operando debido a la emergencia. Los productos que están a la venta a través de estas páginas serán de las marcas Kérastase y Redken.

De igual manera, se creó un programa de ventas de certificados de regalos de los salones auspiciados por las marcas de la División de Productos Profesionales de L’Oréal Caribe, para que los consumidores los compren y utilicen al culminar la cuarentena. Esto les permite a los salones de belleza generar ingresos sin estar operando, siendo esto de apoyo económico para esta industria.

Además, como parte de los esfuerzos se creó un programa de adiestramiento para estilistas y dueños de salones de belleza donde se brindan sesiones de mentoría con el fin de proveer herramientas para el manejo de emociones y aprovechar las oportunidades en tiempos de crisis. De esta manera, L’Oréal Caribe y su división profesional buscan aportar de una manera integrada en distintas áreas de necesidad dentro de la comunidad de estilistas en Puerto Rico.

Finalmente, la División de Productos Profesionales de L’Oréal USA donó $200,000 a la Professional Beauty Association (PBA) para aportar al fondo de emergencia que la asociación habilitó para ayudar a estilistas durante la crisis del COVID-19.

La Professional Beauty Association (PBA) es una asociación que busca brindarle a sus miembros recursos valiosos, apoyo y “networking” para ayudar a elevar y crecer sus carreras tanto como la industria, capacitando a los miembros para hacer su mejor trabajo, mientras se les da apoyo en el camino. Los profesionales con licencia y empleados de salones de belleza sin licencia pueden hacerse miembros de la asociación de manera gratuita hasta este 31 de mayo para solicitar ayudas de este fondo. Cualquier persona o empresa que desee aportar a este fondo puede hacerlo a través de www.probeauty.org, donde la asociación estará recibiendo las donaciones.

Para más información acceda a las páginas de Facebook de Redken Puerto Rico, Kérastase Puerto Rico, Mizani Puerto Rico y Matrix Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios