(GFR Media)

El arresto esta mañana del presidente de la firma de contabilidad BDO Puerto Rico, Fernando Scherrer Caillet, por parte de las autoridades federales, ha desatado toda una lluvia de reacciones, entre ellos la de la compañía matriz de BDO a nivel global.

En expresiones enviadas a El Nuevo Día, el jefe global de Desarrollo de Negocios y Mercadeo de BDO International Limited, Alan Evans, indicó que “tiene conocimiento” sobre las imputaciones a Scherrer Caillet, quien enfrenta cinco cargos criminales relacionados a alegados esquemas de corrupción en el Departamento de Educación y la Administración de Seguros de Salud (ASES).

“BDO siempre toma tales alegaciones muy seriamente y estamos atendiendo esta información con la mayor urgencia. Es demasiado temprano para comentar sobre los detalles de estas alegaciones; continuaremos monitoreando la situación”, declaró Evans en unas escuetas expresiones enviadas a través de la directora global de Mercadeo de BDO, Julia Johnson, ante peticiones de este medio.  

Los cargos a Scherrer incluyen conspiración para cometer fraude, robo, fraude electrónico lavado de dinero y conspiración para lavado de dinero. Junto al ejecutivo local de BDO se suman otras cinco personas acusadas, entre ellas la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, y la exdirectora ejecutiva de ASES, Ángela Ávila Marrero, así como el exsubcontratista del gobierno Alberto Velázquez Piñol, la contratista Glenda Ponce Mendoza y su hermana, Mayra Ponce Mendoza.

Temprano en la tarde de hoy, Scherrer se declaró no culpable ante el juez federal Bruce J. McGiverin, quien le impuso una fianza de $1 millón que deberá pagar en efectivo y otra fianza de $1 millón que puede pagar en activos, como por ejemplo propiedades.

Entretanto, la oficina local de BDO no ha respondido a peticiones de El Nuevo Día para comentar sobre el particular.


💬Ver 0 comentarios