Todos los fabricantes han decidido reiniciar la producción con turnos de trabajo reducidos. (AP)

Los tres principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos, General Motors (GM), Ford y Fiat Chrysler (FCA), empezaron este lunes a reanudar la producción de vehículos con la vuelta a sus puestos de trabajo de miles de personas en los estados de Michigan y Ohio.

La reanudación de la producción se produce casi dos meses después de que la pandemia de COVID-19 obligase a los productores de automóviles a parar sus fábricas y mandar a sus empleados a sus hogares para cumplir con las normas de confinamiento dictadas por las autoridades.

Centenares de trabajadores de FCA empezaron a llegar a las plantas de montaje en las localidades de Detroit, Sterling Heights, Toledo y Warren en la madrugada del lunes para iniciar su turno de trabajo.

FCA dijo en un comunicado que el martes también reanudará la producción de vehículos en las dos plantas de montaje que tiene en las localidad canadienses de Brampton y Windsor.

En total esta semana 15,100 empleados de FCA (11,700 en Estados Unidos y 3,400 en Canadá), volverán a sus puestos de trabajo.

El 26 de mayo, FCA también reanudará la producción en cinco plantas de producción de transmisiones y motores en Michigan e Indiana; y el 1 de junio en la planta de montaje de Belvidere, en Illinois, y en una planta de fundición de Canadá.

Mientras, la reanudación de la producción en las plantas de México está pendiente de la aprobación de las autoridades del país.

Los tres fabricantes han decidido reiniciar la producción con turnos de trabajo reducidos. La vuelta al trabajo se produce entre un aumento de las medidas de seguridad para evitar la potencial transmisión de COVID-19. Los empleados trabajarán con mascarillas y respetando la distancia de seguridad, siempre que sea posible.

Además, las empresas comprueban la temperatura de sus empleados antes de entrar en las instalaciones y realizarán pruebas de COVID-19 a los empleados que muestren síntomas de la enfermedad.

GM, por su parte, tenía previsto la vuelta a sus puestos de trabajo de 15,000 de los 48,000 empleados de factoría que tiene en Estados Unidos.

El fabricante ha señalado que a partir de hoy, los empleados de 13 plantas de GM de producción de camionetas "pickup" y todocaminos SUV, así como motores y transmisiones, en Estados Unidos, volverán a sus centros de trabajo. Estas instalaciones funcionarán inicialmente con sólo un turno de trabajo.

Por su parte, Ford dijo que el 80 % de sus empleados tenían previsto volver hoy al trabajo. A diferencia de GM, Ford ha decidido reanudar la producción eliminando sólo un turno de trabajo, lo que significa que muchas de las factorías funcionan a partir de hoy con dos turnos.

Estados Unidos, el país más afectado del mundo por la pandemia, reporta cerca de 1,5 millones de casos confirmados de COVID-19 y casi 90,000 muertos, según el recuento de este lunes de la Universidad Johns Hopkins.


💬Ver 0 comentarios