La dimisión de Linda McMahon será efectiva el viernes, 12 de abril. (AP) (semisquare-x3)
La dimisión de Linda McMahon será efectiva el viernes, 12 de abril. (AP)

Las bajas en el gabinete del primer ejecutivo no solo se dieron en Puerto Rico esta semana, sino también el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió una carta de renuncia de la jefa de la Administración federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés).

Linda McMahon anunció el pasado domingo que deja la agencia que ha dirigido por los pasados dos años y que su renuncia será efectiva el viernes, 12 de abril.

McMahon, quien, junto a su esposo, Vince McMahon, fundó una compañía de entretenimiento de lucha libre, dijo en declaraciones escritas que regresará al sector privado tras haber tenido el privilegio de dirigir la agencia.

Sostuvo que en los pasados dos años ha visto de primera mano el impacto que han tenido las políticas de crecimiento del presidente Trump y cómo estas han transformado las comunidades.

“Los pequeños negocios están reportando algunos de los niveles más altos de optimismo registrados”, dijo la administradora, quien mencionó que las pymes están ganando acceso a nuevos mercados globales, expandiendo el acceso a servicios asequibles de salud, así como aumentando el salario a sus empleados, otorgándoles bonos y beneficios, y creando más empleos. 

McMahon, quien estuvo de visita en Puerto Rico en junio de 2017, destacó que se siente orgullosa de la labor que realizó SBA para atender a los damnificados tras los desastres atmosféricos que ocurrieron ese año.

“Estoy especialmente orgullosa de los esfuerzos de recuperación de desastres sin precedentes que realizó la agencia en 2017, después de tres de los huracanes más costosos de la historia”, expresó.

Señaló que después de los estragos que causaron los huracanes Harvey, Irma y María, el personal de SBA trabajó sin descanso para aprobar más de $7,000 millones en préstamos a bajo interés. Estos préstamos servirían para ayudar a las pymes y a los damnificados a recuperarse del desastre, de modo que pudieran reconstruir sus hogares y medios de vida.

“Esa experiencia y el impacto que esta agencia tuvo en cambiar la vida de tantos estadounidenses es algo que nunca olvidaré”, dijo McMahon.

“Aunque ha sido realmente un honor servir a nuestro país en esta administración, es hora de que renuncie y regrese al sector privado”, expresó la administradora y agregó que seguirá siendo una defensora del presidente Trump y de sus políticas.


💬Ver 0 comentarios