Domingo Cruz-Vivaldi, presidente del San Jorge Children Hospital. (semisquare-x3)
Domingo Cruz-Vivaldi, presidente del San Jorge Children Hospital. (Vanessa Serra Díaz)

Tres décadas han pasado y San Jorge Children's Hospital continúa siendo el primer y único hospital pediátrico privado que existe en la región del Caribe. Para su presidente, el licenciado Domingo Cruz-Vivaldi, lo que los distingue es la calidad humana y el servicio médico que brindan.

En un ambiente de trabajo donde la primera regla es satisfacer la necesidad de cada uno de los 3,500 niños y jóvenes que llegan anualmente hasta la sala de emergencia, no puede faltar un entorno alegre y vivo para atemperar el típico frío de hospital.

“En el San Jorge Children Hospital hay un ambiente de trabajo donde estamos bien enfocados en ofrecer un servicio de calidad. Velamos para que el paciente tenga un alto grado de satisfacción. Siempre buscamos un ambiente agradable y productivo en términos del entorno laboral. Este es un espacio donde el personal viene a laborar motivado para ofrecer un servicio de excelencia”, sostuvo el presidente del hospital.

De los 550 empleados que tiene el San Jorge Children Hospital en Santurce, casi el 90% de su plantilla son mujeres. Además, el hospital cuenta con el único dermatólogo pediátrico y radióloga pediátrica de Puerto Rico.

Aunque Cruz-Vivaldi asegura que el hospital tiene el mejor equipo de cirujanos, ortopedistas y oncólogos pediátricos, destaca el programa de Psiquiatría y Salud Mental para niños y adolescentes por ser único dentro de los servicios que usualmente ofrece un hospital pediátrico. De hecho, el presidente explicó a Negocios que de los 200 hospitales de niños y niñas que existen en los Estados Unidos, solo el Seattle Children Hospital tiene una unidad de Psiquiatría.

Cada uno de los profesionales y expertos que forman parte del hospital y sus unidades pasan por un proceso detallado de evaluación y escrutinio.

Para conocer las habilidades de servicio al cliente que tiene el personal, la directora de Recursos Humanos, Odette Burgos, les realiza una prueba de personalidad. Además, se les ofrecen talleres de empatía y sensibilidad para fortalecer las destrezas de la plantilla de trabajo. “Para nosotros, es bien importante que la persona esté enfocada en servir. Que eso esté en su ‘chip’. Puede tener muchos títulos pero si no sabe cómo atender a los niños, no puede formar parte del equipo de trabajo. También medimos los ‘soft skills’ y preparamos preguntas enfocadas en los temas de ética, responsabilidad, honestidad y dedicación”, explicó Burgos.

Para el beneficio de los empleados y profesionales que forjan la plantilla de trabajo, el hospital San Jorge otorga una aportación patronal para el cuido de niños y ofrece una mensualidad para pago de gimnasio.

Una vez al mes, el hospital se convierte en una plaza del mercado donde sobran las frutas y vegetales del país para la venta. También le da a sus empleados el día de su cumpleaños libre, ofrece clases de ejercicios, relajación y sesiones de masaje en las instalaciones.

“Queremos identificar cosas que sean variadas y que hagan del trabajo un mejor sitio. Aquí tenemos una cultura de familia y eso crea un ambiente propicio. Todo esto se hace pensando en que si tenemos un asociado contento, tenemos un paciente contento”, dijo el presidente del hospital.

Como respuesta al fenómeno atmosférico, la gerencia del hospital creó dos centros de acopio, uno para pacientes y otro para empleados. Ambos tenían ropa, comida y agua al alcance.

Para los empleados más afectados, el hospital distribuyó $50,000 que le donó la American Hospital Association. Con ese dinero, los afectados lograron comprar enseres domésticos, muebles y restaurar los daños en sus hogares.


💬Ver 0 comentarios