La organización indicó que el suplido de medicamentos elaborados en la isla no se afectó por los sismos registrados en los pasados días. (GFR Media)

El sector de industrias farmacéuticas de Puerto Rico está operando con normalidad en medio de la serie de terremotos que impactan la isla y la pérdida de electricidad que siguió al mayor de estos fenómenos el pasado martes, 7 de enero.

La presidenta de la Junta de Directores de Asociación de la Industria Farmacéutica de Puerto Rico (PIA en inglés), Wendy Perry, informó hoy que el suplido de los medicamentos que se elaboran en la Isla no se afectó con la presente emergencia.

“La industria biofarmacéutica tiene planes robustos de continuidad para asegurar la estabilidad del suplido de las medicinas que salvan vidas que son producidas localmente”, dijo.

Explicó que una consulta entre las compañías que pertenecen a PIA reveló que las instalaciones de manufactura están de regreso en operación a pesar de la interrupción del servicio eléctrico que provocó el terremoto de magnitud 6.4 con epicentro en el área sur.

Perry recordó que la mayoría de estas instalaciones tienen fuentes alternas de electricidad que le permiten seguir operando hasta que se restaure el servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica.

“Estamos conscientes de la importancia de las medicinas que producimos para personas alrededor del mundo y por tal razón planificamos para en eventos de esta naturaleza mantener inventarios adecuados que garanticen la continuidad del suplido”, indicó Perry.

Según la portavoz de PIA ninguna de las instalaciones manufactureras sufrió daños como resultado de la continua actividad sísmica. “Ciertamente, la limitación de un servicio eléctrico confiable y del suplido de agua nos imponen algunos retos, pero en la mayoría de los casos tenemos planes de contingencia para enfrentarlos”, afirmó.

De la misma forma, indicó que tras los primeros eventos la primera gestión de estas empresas fue garantizar el bienestar de sus empleados y sus familias, además de atender las necesidades de aquellos cuyas viviendas resultaron afectadas por el terremoto.

La organización, agregó, unió esfuerzos con las comunidades para ayudarles en el proceso de recuperación y proveer asistencia humanitaria. Entre las iniciativas del grupose incluyen donativos económicos y de medicamentos, que son distribuidos a través de organizaciones humanitarias.

Esta Asociación la integran 14 empresas multinacionales e internacionales del sector de biofarmacéutica que operan sobre 20 instalaciones en la isla y suplen productos a más de 100 países del mundo.

Sus socios son AbbVie, Allergan, Amgen Limited, AstraZeneca, Baxter, Bristol Myers Squibb, Lilly del Caribe, Genentech, Glaxo Smith Kline, Johnson & Johnson, Merck, Novartis, Pfizer y Sanofi.


💬Ver 0 comentarios