Los operadores de Uber están autorizados desde mayo de 2018 a recoger pasajeros al aeropuerto tras la aprobación de un nuevo Código de Reglamentos del Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos. (GFR Media)

Ante la posibilidad de que se paute este mes la fecha para que la red de trasporte Uber comience a recoger pasajeros en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, los gremios que representan a los taxistas informaron hoy, lunes, que solicitarán una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez para buscar igualdad de condiciones.

El presidente del grupo Puerto Rico Operadores Turísticos, Guías y Excursionistas (Protge), José Poupal, y el presidente de la Federación de Taxistas de Puerto Rico, Juan De León, detallaron además que le exhortarán a su matrícula a no pagar $3 cada vez que acceden al aeropuerto como medida de repudio.

“Le estaremos pidieron una reunión a la nueva gobernadora. De esto ella tiene suficiente evidencia. Wanda Vázquez está clara de lo que está pasando. Lo que necesitamos es que ponga un poquito de atención”, sentenció De León.

El Nuevo Día reseñó a principios de agosto que Aerostar Airport Holdings (AAH) y Uber estaban próximos a llegar a unos acuerdos contractuales para que la red de transporte comience a recoger pasajeros en las inmediaciones del aeropuerto.

La única ficha de tranque eran los $3 que, actualmente pagan los taxistas, cada vez que entran al aeropuerto.

“Me gustaría que la gobernadora hiciera una pausa, y pusiera un poquito de punto en este asunto. Nosotros pagamos $3 cada vez que entramos al aeropuerto. Nos vamos a oponer al pago. Si Uber entra, vamos a buscar la manera de no pagar. El gobierno ha sido un facilitador de Uber”, añadió el presidente del gremio.

La empresa que administra el aeropuerto internacional, a través de su portavoz, precisó que se regirá por lo establecido en el reglamento del Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos.

“Confiamos en que todas las partes respetarán los reglamentos en su momento para evitar situaciones o incidentes que afecten a los pasajeros y a la comunidad del aeropuerto”, sentenció en declaraciones escritas Aerostar.

De inmediato, la gobernadora no ha confirmado si estaría disponible para atender a los taxistas pese a que este medio intentó obtener una reacción sobre este tema.

En cuanto a la posibilidad de manifestaciones de taxistas en el aeropuerto, la empresa estableció que cuentan con planes de contingencia y estarán trabajando con las autoridades para asegurar los servicios.

“De no ocurrir, contamos con planes de contingencia y estaremos trabajando mano a mano con las autoridades locales y federales para asegurar que no se interrumpan los servicio a los visitantes de Puerto Rico”, agregó Aerostar.

Poupal, por su parte, adelantó que emitirá unas solicitudes oficiales dirigida a la gobernadora y a otras agencias que guardan relación con el Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos (NTSP).

“Sí, de hecho, nosotros vamos a estar emitiendo solicitudes oficiales, no solamente a la gobernadora sino a todas las agencias que guardan relación con el negociado”, indicó Poupal.

Sentenció que el aeropuerto podría dejar de recibir casi medio millón en ganancias mensuales si los taxistas se opusieran a pagar el acceso al aeropuerto. Pero, contrario a De León, no le exhortará a su matrícula a dejar de proveer los servicios de transportación al aeropuerto.

“Nosotros no vamos a dejar de brindar los servicios, pero el aeropuerto no nos puede prohibir recoger ese pasajero si no estamos pagando. Tenemos una estrategia para poder contrarrestar y combatir esta desventaja. Uber no quiere pagar. Así que, si ellos asumen esa postura, los únicos responsables serán el Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos”, añadió Poupal

Actualmente, los operadores de Uber están autorizados desde mayo de 2018 a recoger pasajeros al aeropuerto tras la aprobación de un nuevo Código de Reglamentos del NTSP. Sin embargo, no los pueden llevar al área turística.

De hecho, desde septiembre del año pasado la empresa ha venido a anunciado que los acuerdos entre Uber y Aerostar estaban por concretarse. Sin embargo, los esfuerzos fueron infructuosos.

Poupal y De León coincidieron en que Aerostar estaba en contra de que Uber lograra acceso al aeropuerto porque significaría pérdidas en sus ganancias.

Pero, la empresa rechazó categóricamente los señalamientos de los gremios y sentenciaron que se regirán por la reglamentación existente “que requiere darle oportunidad de entrada a todas las partes bajo los mismos términos”.

“Aerostar no está asumiendo posición alguna sobre la entrada de Uber”, dijeron.

Este medio intentó obtener una reacción de Uber, pero no fue posible.


💬Ver 0 comentarios