Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Asociación de Centros de Reciclaje de Metales de Puerto Rico denunció que el establecimiento del Complejo Hugo Neu Américas, una planta de reciclaje de metales y otros desperdicios, que se propone para Guaynabo, pone en riesgo 300 empleos directos en la Isla.

La presidenta de la Asociación, María Lizardi, expresó que 8 empresas y 17 centros de acopio se arriesgan a desaparecer de implantarse el plan de negocios que ha presentado la firma con base en Nueva York.

“Hugo Neu Américas ha indicado en documentos oficiales ante agencias del Gobierno de Puerto Rico y federales que la planta podrá procesar hasta 2,500 toneladas por día de reciclables diversos, incluyendo 1,000 toneladas diarias de metales provenientes del mercado local”, aseguró Lizardi. Agregó que ese tonelaje triplica el tonelaje total que procesan las empresas miembros de la Asociación.

“Hugo Neu Américas de Puerto Rico no va dirigida a incrementar el recobro de material reciclable sino a ocupar un espacio ya servido”, sostuvo Lizardi. “Para que su planta sea costoefectiva necesitan sacar de competencia a todos los centros de reciclaje de metales locales y reclamar su producción” , dijo.

Advirtió también que Hugo Neu Américas informó que va a importar el equivalente de 1,500 toneladas diarias de desechos ferrosos y no ferrosos para optimizar la operación de la planta. Lizardi estimó que el 25% de esos desperdicios importados tendrían como destino final su entierro en los ya congestionados vertederos de la Isla.

La firma Hugo Neu Américas auspició hace un mes un conversatorio con el abogado Robert Kennedy, quien se dijo en la actividad es miembro de su junta de directores. Lizardi dijo que la firma anticipa iniciar operaciones en 2014.

Esta añadió que los centros que operan en la Isla contribuyen a la economía con $200 millones que se quedan aquí, lo que no pasará con la mencionada firma estadounidense.

“El mercado en Puerto Rico ya está saturado”, apuntó Lizardi. Recalcó que las empresas que representa son legítimas y han actuado contra el hurto de metales junto con las autoridades. Indicó que existe un mercado ilegal de compra de metales, y que incluso a las firmas de la Asociación les han robado furgones de cobre y los han exportado.


💬Ver 0 comentarios