Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Con $500, un adolescente italiano en Filadelfia inició un negocio de patinetas artísticas. Y en Puerto Rico, $210 fue todo lo que necesitaron tres universitarios para iniciar una agencia de mercadeo especializada en el público joven.

Lorenzo Errico, fundador de Formation Skateboard Company, y Jeff Fontánez, Max Pérez y Emil Medina, fundadores de Buena Vibra Group, ayer presentaron sus testimonios ante un centenar de universitarios en el Young Entrepreneurs Forum, en Hato Rey.

Este es el quinto año que Grupo Guayacán invita a empresarios jóvenes de Puerto Rico y el exterior para inspirar a los universitarios a emprender.

Eva Vázquez, gerente senior de Grupo Guayacán, Inc., señaló que de los sobre 100 asistentes al foro, el 76% indicó en la inscripción que deseaba ser emprendedor, y el 22% ya tenía un negocio en operaciones. Mientras que 87% dijo tener una idea empresarial.

Pocos años, muchas ideas

Errico, de 22 años, relató que su pasión por la patineta nació como un modo de socialización, ya que su familia se mudó de Italia a Estados Unidos y la barrera del idioma le hacía difícil hacer amigos. Pero la mente emprendedora del adolescente le sacó partido a ese interés recién descubierto.

Sin embargo, este no fue su primer negocio. A los 13 años estableció un puesto de hot dogs y sándwiches que él mismo preparaba y le vendía a los vecinos. Y luego, cuando él y sus amigos quisieron comprar equipo de video para grabar trucos de patinetas, iniciaron Next Deck, una operación de venta de patinetas usadas y piezas de repuesto.

Tras conocer a un empresario que diseñaba patinetas y las vendía desde el baúl de su auto, se le ocurrió iniciar Formation en el 2004. Sin embargo, Errico admitió que su talento no es el arte, sino los negocios, así es que consiguió reclutar a uno de los maestros de arte de su escuela, Todd Marrone, quien todavía hoy es el director de arte de la empresa.

De vender de puerta en puerta, hoy, los productos se encuentran en 13 tiendas independientes en la costa este de Estados Unidos, y se preparan para penetrar la costa oeste.

Desde el inicio, Formation encontró un nicho en las patinetas de edición limitada con diseños exclusivos. Sus tiradas no superan los 100 ejemplares. Y se complementa con camisetas y pegatinas con los atractivos diseños, creados por diferentes artistas.

“Es difícil ser joven e ir a venderle a los dueños de las tiendas. Tienes que construir la relación y la credibilidad.. te puede tomar varias visitas hacer la venta, pero después se te abren las puertas”, dijo Errico, estudiante de Mercadeo y Administración de Empresas.

El empresario destacó que es importante mantener el enfoque y estar organizado, desde el aspecto legal hasta el financiero, para que la operación del negocio sea más fácil.

“Hay tres palabras con los que quiero dejarlos hoy: pasión, enfoque y organización. Tienes que mantener la pasión por tu negocio. Enfócate en las claves de la empresa; no todos vamos a ser Steve Jobs, o Bill Gates, no permitas que el dinero se convierta en tu motivación... Y organízate, así será más fácil correr el negocio”, recalcó.

Buena vibra empresarial

Desde el punto de vista local, los fundadores de Buena Vibra Group enfatizaron en que los negocios tienen un fin social más allá de generar empleos. Aunque su empresa ha sido efectiva en ambos frentes.

Lo que comenzó como una idea entre tres amigos conversando en un banco en la Universidad de Puerto Rico en Bayamón en el 2006, hoy le da trabajo a unas 300 personas.

“La magia de Buena Vibra es este corrillo que va empujando un ideal”, expresó Fontánez.

Buena Vibra es una agencia de mercadeo, promociones y organización de eventos masivos que se enfoca en el público universitario.

Pérez puntualizó que la meta es ofrecer un servicio integrado que ayude a que los clientes maximicen su inversión y aumenten sus ventas. De esta manera, tienen mayor probabilidad de establecer una relación a largo plazo.

Sin embargo, Medina reiteró que la empresa quiere promover experiencias positivas, y que por eso se apropiaron de la frase “buena vibra” como el nombre de su negocio.

“Buena Vibra es una expresión social”, puntualizó Medina, a la vez que destacó que tienen una fundación que apoya a organizaciones sin fines de lucro, ya sea con donativos de dinero o con ayuda para preparar planes de mercadeo.

La agencia ya comenzó a exportar sus servicios a República Dominicana y Panamá, como parte de sus contratos con una distribuidora de bebidas.


💬Ver 0 comentarios