Esta nueva ruta le permite a JetBlue la oportunidad de generar ingresos y volver a poner en servicio aeronaves que de otra manera estarían inactivas.
Esta nueva ruta le permite a JetBlue la oportunidad de generar ingresos y volver a poner en servicio aeronaves que de otra manera estarían inactivas. (Archivo)

La aerolínea JetBlue anunció que ahora vuela sin escalas entre el aeropuerto internacional de Raleigh–Durham en Carolina del Norte (RDU) y el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín de San Juan (SJU).

Los vuelos comenzaron a operar, como un servicio diario, desde ayer jueves, 19 de noviembre, informó la línea aérea mediante comunicado de prensa.

El horario entre Raleigh y San Juan será el siguiente:

• De Raleigh a San Juan: Vuelo #1063: con despegue a las 2:15 p.m. y aterrizaje a las 6:32 p.m.

• De San Juan a Raleigh: Vuelo #1064: con despegue a las 7:25 p.m. y aterrizaje a las 9:59 p.m.

Junto con el resto de la red de JetBlue, este nuevo mercado será evaluados regularmente. La aerolínea seguirá siendo flexible, permitiendo que la demanda del mercado determine cuánto tiempo una ruta en particular continúa operando.

JetBlue operará esta nueva ruta utilizando su aeronave Airbus A320 que ofrece el galardonado servicio de la aerolínea con el mayor espacio entre sillas en clase económica; el internet de banda ancha Fly-Fi gratuito; refrigerios y refrescos de marca de cortesía e ilimitados; programación gratuita en vivo de DIRECTV y más de 100 canales de radio SiriusXM en cada asiento.

Este lanzamiento refuerza el compromiso de JetBlue con Puerto Rico y es parte de la estrategia de la aerolínea de servir a los clientes en mercados donde los viajes de recreación y para visitar a familiares y amigos muestran signos de fortaleza. Esta nueva ruta le permite a JetBlue la oportunidad de generar ingresos, volver a poner en servicio aeronaves que de otra manera estarían inactivas y agregar más oportunidades de vuelo para los miembros de la tripulación de JetBlue.

El programa de varios niveles de JetBlue, Seguridad del suelo al cielo, se enfoca en mantener a los miembros de la tripulación sanos, aire y superficies limpias, más espacio y menos puntos de contacto y flexibilidad para viajar. Como parte del pilar, “más espacio y menos puntos de contacto”, la aerolínea ha optimizando el servicio a bordo para minimizar las interacciones físicas y maximizar la seguridad y la comodidad para reducir la posibilidad de contagios de COVID-19.