El presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico, Joaquín Bolívar III, dijo que hay una mayor presencia policíaca preventiva.
Joaquín Bolívar III preside la junta de directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico. (Suministrada)

El presidente de la junta de directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por sus siglas en inglés), Joaquín Bolívar III, ofreció hoy varias recomendaciones al gobierno para que pueda tener un manejo más efectivo de la situación con los turistas que nos visitan.

“Nuevamente se toman decisiones de relevancia para el turismo en la isla, sin tomar en consideración las opiniones y experiencias de los representantes del sector. Por dicha razón, hoy sometemos estas recomendaciones con el fin de crear armonía en el manejo de todo turista desde antes de abordar el avión, el proceso en el aeropuerto, así como su estadía en la isla”, dijo Bolívar.

“Es necesario implementar de la forma más rápida posible una serie de ajustes en los procesos para garantizar un resultado más seguro, con más control y donde todos como parte de la actividad turística, colaboremos en la prevención y manejo de la pandemia”, precisó.

Ante el repunte en los casos de COVID-19 en la isla y viendo las nuevas estipulaciones de la Orden Ejecutiva 2021-028 y la Orden Administrativa 2021-499 emitidas recientemente, representantes de la PRHTA detallaron en comunicación escrita las siguientes recomendaciones:

1. Establecer un modelo de comunicación para los turistas en coordinación con las líneas aéreas, incluyendo los sistemas de reservaciones, divulgando desde el inicio los requisitos para poder visitar a Puerto Rico.

2. Activar 24/7 la presencia de laboratorios en los aeropuertos, para hacer las pruebas de PCR de COVID-19, antes de salir del aeropuerto, para aquellos pasajeros que no trajeron un resultado negativo de prueba dentro de las 72 horas antes de su llegada, así como mejorar el tiempo de espera para que los pasajeros obtengan sus resultados, a no más de 24 horas.

3. Reforzar el monitoreo de posibles casos en las hospederías, con el fin de evitar colocar a los empleados de los hoteles a realizar funciones de seguridad pública que podrían desencadenar en situaciones de confrontamiento con los huéspedes. Privar un ciudadano de su libertad de movimiento les corresponde a las agencias de seguridad del país y no a las empresas privadas.

4. Estas medidas de control en los aeropuertos necesitan complementarse con la supervisión frecuente de todos los alojamientos alternativos independientes que se mercadean a través de plataformas digitales, junto a las casas y apartamentos de renta a corto plazo, quienes, a diferencia de los hoteles, no tienen personal físico que supervise la llegada y estadía de sus clientes. Aquellos lugares que no cumplan con tener supervisión de sus clientes estarían expuestos a sanciones, como el cierre de la operación, y/o multas para los dueños y/o operadores por cada día de violación a las reglas que se establezcan.

5. Ante el aumento de casos, en su mayoría vinculados al contagio comunitario, establecer bloqueos de tránsito en las zonas de mayor movimiento, una vez haya comenzado el toque de queda.

6. Reforzar los equipos de fiscalización y supervisión para la inspección consistente en los comercios y las áreas públicas de la comunidad y poner en vigor los requisitos de la Orden Ejecutiva, con las consecuencias de multas y cierre, dispuestas en las medidas.

7. Extender los horarios de vacunación, aumentar la concienciación de la necesidad de vacunarse y promover eventos de vacunación masiva en coordinación con la empresa privada.

8. Promover la discusión multisectorial frecuente para discutir las alternativas existentes y modificaciones a éstas, para mantener en control la pandemia de COVID-19, con miras a implementar medidas balanceadas que atiendan las fuentes de contagio detectadas mediante monitoreo científico por el Departamento de Salud.

“Nos ponemos a la disposición de sostener una reunión lo antes posible entre el sector privado y gobierno, y de esta forma poner a la disposición de las agencias de gobierno, nuestros conocimientos y experiencia en la parte operacional y de esta forma asegurar el éxito de las iniciativas. Entendemos que, de ponerse en práctica estas recomendaciones puntuales, pero de fácil ejecución, estaríamos logrando trabajar de forma segura y eficaz con las diferentes situaciones que hemos estado viendo en los pasados meses”, explicó el hotelero.

Es importante actuar con rapidez en estos momentos para fomentar las visitas del turista responsable, y lograr esa sinergia positiva entre el visitante y el local, potenciando el disfrute seguro y saludable, así como las bondades de Puerto Rico”, culminó Bolívar.

La PRHTA cuenta con sobre 400 socios corporativos que incluyen: hoteles (grandes, medianos y pequeños), casinos, restaurantes, y socios aliados; que son: líneas aéreas, compañías de transporte, atracciones, villas, operadores de excursiones, proveedores de bienes y servicios a la industria de la hospitalidad, líneas de cruceros e instituciones educativas, entre otros.

💬Ver comentarios