El Surf N’ Fun Waterpark, en San Germán, fue inaugurado en 2015 y su costo ascendió a casi $30 millones.
El Surf N’ Fun Waterpark, en San Germán, fue inaugurado en 2015 y su costo ascendió a casi $30 millones. (Suministrada)

Para el hotelero Abel Misla Villalba, el parque acuático Surf N’ Fun Waterpark, en San Germán, representa la oportunidad perfecta para impulsar el desarrollo turístico de la región suroeste de Puerto Rico por tratarse de la instalación de su tipo más grande en el Caribe.

Ante eso, el arquitecto ponceño y su socio Huáscar Alomar invertirán cerca de $500,000 en un plazo de seis meses en la instalación, luego de que el Municipio de San Germán adjudicó a la empresa Prime Amusement & Recreation Centers (PARC) el contrato de arrendamiento de la propiedad por un plazo de 10 años y a razón de $18,000 de renta mensual.

Para acondicionar el parque, PARC invirtió $250,000 inicialmente, por lo que la atracción inaugurada en 2015 reabrirá sus puertas el sábado, 2 de julio.

El Surf N’ Fun Water Park cuenta con un área amplia para niños con 14 plataformas de chorreras, un río pasivo, un simulador de surfing, una piscina de olas, otra de barcos eléctricos, distintas chorreras, un parque de chorritos, una pared de escalada de roca y “rappelling”, un área de trampolines, canchas de voleibol playero, entre otras atracciones.

“Yo creo que este tipo de activo que compite a niveles internacionales es gran oportunidad para la región en la medida que logremos la demanda y ocupación a través del mercadeo. Nosotros pretendemos no abrir un parque solo para la competitividad local, sino que tiene que ver en el posicionamiento de la región”, expresó el empresario.

Aunque sostuvo que la prioridad de su plan de trabajo será abrir y optimizar el parque, el también principal ejecutivo de Misla Hospitality Group (MHG) subrayó que buscará construir un hotel en las instalaciones. Actualmente, el municipio persigue desarrollar 107 cuerdas que están contiguas al parque.

Misla se ha destacado por impulsar el desarrollo hotelero en la región sur, particularmente en Ponce, con un portafolio que incluye a los hoteles Meliá, Solace by the Sea, The Fox Hotel y Aloft Ponce. Asimismo, el arquitecto desarrolla la antigua hospedería Ponce Intercontinental bajo la marca Tribute Portfolio de Marriott International.

“Nosotros entramos (al parque) pensando claramente en el hotel”, expresó. “Entendemos que ese parque debe venir acompañado de un hotel de marca, que ayude a San Germán a generar las habitaciones que necesita”.

La intención de Misla es generar entre 125 a 150 empleos en el parque, de los cuales un 70% serán residentes de San Germán o la región suroeste.

“Estamos tratando de que se sienta el impacto directo en esa zona (suroeste), que fue lo que se nos pidió y con lo que nosotros estamos comprometidos”, dijo el empresario.

La privatización era la vía

El Surf N’ Fun Waterpark fue construido bajo la administración del exalcalde de San Germán, Isidro Negrón, tras cerrar un préstamo por casi $30 millones. Aunque la construcción generó múltiples críticas, el pasado ejecutivo municipal reclamó que el parque era vital para el desarrollo económico de su pueblo.

Pese al arranque con miles de visitantes en 2015, el parque cerró en 2017 por los daños que sufrió por el huracán María. Posteriormente, en 2019, reabrió sus puertas por seis meses, pero la pandemia cambió los planes.

Olivera, quien asumió el puesto de alcalde en enero de 2021, reconoció su visión siempre fue privatizar el parque, ya que, a su juicio, era la única vía costo efectiva.

“La empresa privada es mucho más ágil y no es burocrática como el gobierno y puede hacer las mejoras e inversiones más rápido. Mi visión fue que la empresa privada lo administrara porque el municipio no es experto en turismo y mercadeo”, defendió.

Bajo la empresa de Misla, confió, el parque también será utilizado para la realización de actividades al aire libre, como conciertos y otros eventos multitudinarios.

“Sé que el sector privado le va a sacar mucho provecho y eso va a beneficiar a San Germán y a la región completa”, apuntó.

Costo de boletos:

  • Adulto regular: $22.95
  • Niño regular (3 a 12 años): $20.95
  • Menores de 2 años: Gratis
  • Adultos residentes de San Germán: $17.21
  • Niños residentes de San Germán: $15.71
  • Senior (65 años o más): $11.48 (50% de descuento)
  • Personas incapacitadas: $11.48
  • Senior (76 años o más): Gratis

Para detalles del parque y boletos, puede acceder a boyants.com.

💬Ver comentarios