Se espera que Donald Trump salga airoso de su juicio político. (AP)

El presidente Donald Trump podría enfrentar hoy, miércoles, a las 4:00 de la tarde hora de Washington el voto final de su juicio político, y todos los pronósticos señalan que sería absuelto de los cargos que enfrenta, ante la negativa del Partido Republicano a darle la espalda.

Los senadores republicanos rechazaron el pasado 31 de enero el desfile de testigos y la admisión de más documentos durante el caso, hecho que precipitó la culminación del residenciamiento.

El proceso contra Trump ha estado viciado por votaciones partidistas tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Mientras los demócratas señalan que el primer ejecutivo cometió actos ilegales, algunos republicanos solo le imputan faltas éticas o lo defienden por supuestamente evitar la corrupción.

1. ¿De qué se le acusa formalmente al presidente?

El presidente enfrenta dos cargos: abuso de poder y obstrucción al Congreso. El primer alegato presentado por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes sugiere que Trump se aprovechó de su posición para retener ayuda militar a Ucrania, a cambio de que el presidente de dicho país anunciara una investigación contra Joseph Biden y su hijo, Hunter. Este último trabajaba en la empresa petrolera Burisma cuando su padre era vicepresidente de Estados Unidos, durante la administración de Barack Obama.

Este primer cargo comenzó luego que un oficial anónimo del Departamento de Defensa envió una carta al Congreso expresando preocupación sobre las conversaciones telefónicas del primer ejecutivo con su homólogo de Ucrania, Volodymyr Zelensky. El país, que enfrenta en un conflicto militar con Rusia, recibiría unos $400 millones de ayuda militar que habían sido aprobados por los legisladores estadounidenses.

Diplomáticos de Estados Unidos ofrecieron su testimonio frente a los congresistas en la Cámara de Representantes y aceptaron que Trump había condicionado las ayudas militares a cambio de una pesquisa contra su actual rival político por la presidencia.

Mientras, el cargo por obstruir la justicia surge luego de que la Casa Blanca se negó a cooperar con documentos y testigos en la investigación congresional.

2. ¿Cuántos votos se necesitan para destituir a Donald Trump?

De acuerdo con la Constitución de Estados Unidos, se requieren dos tercios del Senado federal para destituir a un presidente. Esto significa que de los 100 senadores, 67 tendrían que votar a favor de destituir a Trump. Actualmente, hay 53 senadores republicanos y 47 demócratas. Ambos cargos se votarían por separado.

3. ¿Algún senador podría saltar la línea partidista?

Hasta el momento, solo hay reportes de que el senador Mitt Rommey podría votar con los demócratas para sacar a Trump de la presidencia. Republicanos considerados clave, que suelen alinearse en acciones bipartidistas, se han negado a sacar al presidente de su silla, aunque reprueban su conducta.

Susan Collins, quien representa al estado de Maine, se consideraba un posible voto en contra de Trump, por su ideología de centro. No obstante, indicó públicamente que absolverá al líder de la Casa Blanca.

Puedes ver aquí el discurso de Lisa Murkowski sobre el juicio político:

“Esta decisión no es sobre si te gusta o no el presidente”, dijo a la agencia de noticias The Associated Press.

La senadora Lisa Murkowski de Alaska, quien dudó al votar contra la presencia de testigos en el juicio, también dijo en esta ocasión que no votará para destituir al presidente. Llamó sus acciones “vergonzosas y equívocas”, pero catalogó el proceso como uno partidista.

Además de los republicanos que respaldan a Trump, hay un demócrata moderado que podría unirseles en la votación. Se trata de Joe Manchin, de Virginia del Oeste, quien defiende la idea de presentar un voto de censura contra el primer ejecutivo, pero no así para su residenciamiento.

Puedes ver aquí al senador Manchin solicitando la censura de Trump:

4. ¿Cuáles son los precedentes históricos del juicio político?

Solo otros dos presidentes en la historia de Estados Unidos han enfrentado un juicio político. Se trata de Bill Clinton en 1998 y Andrew Johnson en 1868, ambos absueltos. El Congreso también emprendería un juicio político contra Richard Nixon en medio del escándalo de Watergate, pero este último renunció en el 1974 antes de que comenzara el proceso en su contra.

5. ¿Cómo funciona un juicio político contra un presidente?

El residenciamiento es un proceso político contenido en la Constitución de Estados Unidos, para destituir a un presidente que haya cometido delitos graves. Las acusaciones y la investigación contra el mandatario dan inicio en la Cámara de Representantes, cuerpo que presenta los cargos ante el Senado, que se encarga de enjuiciar al primer ejecutivo. El juicio político está presidido por el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts.

A continuación, te dejamos un vídeo que explica en profundidad el proceso:


💬Ver 0 comentarios