Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Paul Petersen. (AP)

Phoenix — Un funcionario de Arizona operaba un sistema de adopción fraudulento que prometía a las embarazadas miles de dólares para atraerlas de una isla en el océano Pacífico a Estados Unidos, donde eran metidas en casas mientras esperaban dar a luz, a veces con poco o nada de cuidado prenatal, afirmaron fiscales.


💬Ver 0 comentarios