Las autoridades no han identificado a ningún sospechoso. (Shutterstock)

Washington — Una bebé de 11 meses en Washington sufrió un gran número de heridas graves antes de morir y las autoridades consideran que se trató de un homicidio.

La causa de defunción de Makenzie Anderson fue traumatismos contundentes al cráneo, informó la policía el lunes según la prensa local. La pequeña fue llevada al Children's National Hospital el jueves, donde se certificó su muerte.

Las heridas sufridas fueron infligidas en un hotel que según el Washington Post es en realidad un albergue de gente sin techo.

La policía no ha identificado a sospechoso alguno ni ha practicado arrestos, reportó la prensa local.


💬Ver 0 comentarios