Tanto las propuestas de los republicanos del Senado como los demócratas de la Cámara baja federal incluirían a los residentes de Puerto Rico. (AP)

Washington, DC. - Autoridades puertorriqueñas y el sector privado de la isla reclamaron a la Casa Blanca y el Congreso que asuman su responsabilidad de asistir a Puerto Rico en medio de la crisis que provoca el coronavirus y recordaron que la isla enfrentó en años recientes otras dos emergencias.

Tanto las propuestas de los republicanos del Senado como los demócratas de la Cámara baja federal incluirían a los residentes de Puerto Rico en el cheque de por lo menos $1,200 mensuales que recibiría una mayoría de los ciudadanos del territorio, que en el último año y medio ha tenido que hacer frente a desastres causados por huracanes y terremotos.

En cartas enviadas independientemente esta semana al liderato del Congreso, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, el congresista demócrata José Serrano (Nueva York), la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las finanzas públicas de la isla, la Coalición del Sector Privado, y el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, entre otros, pidieron acción al gobierno federal.

Serrano encabezó ayer, jueves, un reclamo de 37 congresistas a los principales líderes del Senado y la Cámara baja federal para que se dé trato igual a los residentes de Puerto Rico y los demás territorios en el proyecto de estímulo económico que incluirá los cheques a ciudadanos y asistencia a empresas.

“Al considerar un tercer paquete de estímulo económico para abordar el impacto continuo de COVID-19 sobre la gente, las empresas y la economía de nuestra nación, le instamos a asegurarse de que sus esfuerzos sean inclusivos para todos los ciudadanos estadounidenses, incluidos los que viven en los territorios de nuestra nación. Pedimos que tengan en cuenta las desigualdades subyacentes en numerosas fórmulas de financiamiento para salud, nutrición e infraestructura”, indicaron, en una carta a la presidenta de la Cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer, y el portavoz de la minoría republicana en la Cámara baja, Kevin McCarthy.

La carta está firmada, entre otros, por la comisionada González, y la congresista demócrata puertorriqueña Nydia Velázquez (Nueva York).

Velázquez lideró otra comunicación al presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja, el demócrata Richard Neal (Massachusetts), a favor de la inclusión de los residentes dela isla en los cheques a los ciudadanos.

La gobernadora Vázquez Garced, en una carta al presidente Donald Trump, solicitó, por su parte, aumentar en $1,270 millones los fondos de asistencia alimentaria, como hizo el Congreso después del huracán María.

Vázquez Garced recordó que en el Senado tiene pendiente el proyecto aprobado en la Cámara baja, propuesto por los demócratas, que asignaría a Puerto Rico gran parte de $4,890 millones destinados a desastres naturales recientes, que incluye subsidios para financiar plenamente créditos contributivos por ingresos devengados (EITC) y niños dependientes.

La gobernadora solicitó estimular la cadena de suministro de los sistemas de salud, y advirtió que Puerto Rico puede servir como base para la manufactura de productos esenciales para la salud pública.

Específicamente, la gobernadora abogó por promover la manufactura en los territorios estadounidenses a través de nuevos créditos por la inversión en instalaciones o equipos destinados a crear vacunas y productos farmacéuticos.

En su carta al liderato del Congreso, la comisionada González, por su parte, también pidió una asignación de emergencia de $1,270 millones en asistencia alimentaria y extender hasta 2023 los fondos de Medicaid con una aportación federal del 76% como se ha hecho para los años fiscales federales 2020 y 2021. Abogó a su vez por los créditos EITC y CTC.

González propuso un crédito contributivo federal por salarios, inversión de capital, y compras locales en zonas afligidas económicamente con un nivel de pobreza de por lo menos 35%, lo que beneficiaría a la Isla.

En su carta, la comisionada acentuó que Puerto Rico está en una buena posición para ser parte de los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos por incrementar la producción farmacéutica en territorio estadounidense, y disminuir la dependencia en ingredientes que se fabrican en China.

The New York Post y la revista Forbes, en artículos de opinión, han indicado que el gobierno federal debe considerar revivir un mecanismo contributivo especial para promover la inversión de las farmacéuticas en la Isla.

Mientras, la Junta de Directores de la Coalición del Sector Privado envió cartas a los líderes del Congreso para reclamar que Puerto Rico esté incluido en los beneficios para ciudadanos, y empresas.

En su comunicación, la Coalición del Sector Privado – que incluye a organizaciones como la Asociación de Industriales y la Cámara de Comercio-, reclamó que se considere el papel clave de Puerto Rico dentro del sistema de salud de los Estados Unidos, por la importante producción de productos farmacéuticos en la Isla, como “dispositivos médicos y otros elementos esenciales para el cuidado de la salud”.

“Si los gestores de política pública consideran acciones que requieran aumentar la manufactura en Estados Unidos, la (Junta) cree firmemente que Puerto Rico puede ser un centro de excelencia dentro de la nación y jugar un papel de liderato en la cartera nacional de localizaciones a donde se relocalice la manufactura”, indicó, por su parte, el presidente de la JSF, José Carrión, en su misiva a los líderes del Congreso.

Esta semana, además, el exgobernador Acevedo Vilá solicitó al presidente del Comité de Finanzas del Senado estadounidense, el republicano Charles Grassley, reducir el impuesto federal sobre la propiedad intelectual a las Corporaciones de Control Foráneo (CFC) que se establecen en Puerto Rico, para incentivar la producción farmacéutica en la Isla.

En una carta enviada a Carrión, Acevedo Vilá pidió el jueves a la JSF que utilice “sus cabilderos pagados por los contribuyentes puertorriqueños en Washington para unirse a mí y a otros para abogar por incentivos específicos para que las empresas manufactureras estadounidenses inviertan en Puerto Rico”.


💬Ver 0 comentarios