El senador Ted Cruz. (AP)

Washington - Cuatro representantes y un senador estadounidense permanecían este lunes en cuarentena voluntaria tras participar en una conferencia conservadora a la que asistieron el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence, y en la que se detectó un caso positivo de coronavirus.

El senador Ted Cruz y el representante Paul Gosar fueron los primeros en anunciar el domingo su decisión de permanecer aislados durante 14 días, y les siguieron este lunes los representantes Doug Collins, Julia Brownley y Matt Gaetz, todos del Partido Republicano.

Los legisladores aclararon en comunicados difundidos en sus cuentas de Twitter que no han presentado síntomas, pero algunos admitieron haber tenido algún tipo de contacto con la persona hospitalizada por el COVID-19 que participó en la Conferencia Conservadora de Acción Política (CPAC), celebrada la última semana de febrero en National Harbor (Maryland).

"Estuve con el individuo durante un tiempo prolongado y nos dimos la mano varias veces", señaló Gosar, representante por Arizona, aunque precisó que ni él ni ningún miembro de su equipo han experimentado síntomas.

Por su parte, Gaetz, legislador por Florida, tuiteó que se ha sometido a la prueba este lunes y que espera "los resultados pronto".

El medio Axios reveló que Gaetz fue visto viajando con Trump en el Air Force One alrededor de una hora antes de que su oficina anunciara que entraría en cuarentena.

Brownley, congresista por California, informó de que ha decidido trabajar de forma remota esta semana, sin hablar de cuarentena, pese a que los expertos con los que ha consultado le dijeron que hay pocas probabilidades de que tanto ella como miembros de su equipo se expusieran a la persona que ha dado positivo en las pruebas de COVID-19.

Este lunes, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reconocieron que buena parte de la población de Estados Unidos estará expuesta al coronavirus y que muchos enfermarán.

Según cifras de la Universidad Johns Hopkins, más de 113,000 personas han sido confirmadas con COVID-19 en todo el mundo.

En el caso de EE.UU., se contabilizan cerca de 600 casos confirmados y cuando menos 22 muertes.


💬Ver 0 comentarios