Foto tomada el 20 de junio del 2019 de la Corte Suprema de EEUU en Washington. (AP)

Washington - La Corte Suprema de Estados Unidos se negó el lunes a anular la prohibición sobre los “bump stocks”, el dispositivo que aumenta la potencia de un fusil semiautomático.

El máximo tribunal se abstuvo de revisar la decisión de una instancia inferior que ratificó la prohibición, en vigencia desde hace un año. Los magistrados no ofrecieron comentario alguno.

El presidente Donald Trump había prometido impulsar la prohibición de los “bump stocks”, el accesorio que usó el autor de la masacre de Las Vegas el 1 de octubre de 2017 para convertir rifles semiautomáticos en armas completamente automáticas. Al usar ese dispositivo, que permite disparar más velozmente, el autor de la masacre pudo realizar más de 1,000 balas en 11 minutos. En total murieron 58 personas y centenares resultaron heridas.

La medida del gobierno de Trump fue un giro total con respecto a una decisión del gobierno de Barack Obama, que en el 2010 determinó que ese tipo de accesorio era legal. Funcionarios de la administración Trump reevaluaron la apreciación y determinaron que la decisión anterior fue equivocada. La prohibición implica que todo propietario de ese tipo de disparador automático lo destruya o lo entregue a las autoridades.

La prohibición suscitó la resistencia de activistas pro-tenencia de armas, entre ellas las agrupaciones que habían presentado la demanda en Washington, D.C., y cuya apelación fue rechazada el lunes. El gobierno de Trump, que por lo demás tiene reputación de apoyar la tenencia de armas por civiles, había argumentado que el tribunal no debería asumir el caso.


💬Ver 0 comentarios