Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La caravana de migrantes que intenta cruzar la frontera influye en estos comicios, cuyos resultados pueden limitar el poder de Donald Trump en el Congreso.

Washington.- En momentos de mucha polarización política, decenas de millones de estadounidenses acudieron hoy, martes, a las urnas- al parecer en un alto volumen para una elección de medio término-, como parte de la votación que definirá el control del próximo Congreso y 36 gobiernos estatales.

Una movilización electoral más fuerte que en elecciones de medio término recientes, avivaba en los demócratas la esperanza de por lo menos ganar 23 escaños adicionales y obtener la mayoría de la Cámara baja, así como dominar las gobernaciones que estaban en disputa.

“Creo que estaremos entre los 36 y 46 escaños (adicionales) en la Cámara de Representantes”, dijo el exgobernador de Virginia Terry McAuliffe, quien además fue presidente del Partido Demócrata de EE.UU. y es cercano a los Clinton.

En las elecciones legislativas y estatales se vota por 35 de los 100 escaños del Senado, los 435 miembros de la Cámara de Representantes, 36 gobernadores y legislaturas estatales.

Aunque se esperaban resultados mixtos, la votación era la primera oportunidad de los electores para expresarse sobre sus gobiernos después de la elección del presidente Donald Trump en 2016.

Los republicanos, sin contar las siete vacantes, han tenido en esta sesión 240 escaños de la Cámara, frente a 195 demócratas. En el Senado, su mayoría es muy ligera, 51 a 49. Y el terreno de los 35 escaños senatorial en disputa beneficiaba a los republicanos.

Un 65% de los electores, según los datos preliminares de las encuestas hechas a la salida de las urnas, tuvo en su mente al presidente Trump al votar hoy, indicó CNN. De esos, el 39% quiso oponerse a Trump y un 26% buscó apoyarle. Un 33% sostuvo que el inquilino de la Casa Blanca no fue un factor que le motivara a votar.

Los datos preliminares agregaron que Trump tenía solo un 44% de aprobación de los electores. Un 55% desaprueba su visión. 

Para los electores, los temas principales eran el cuidado médico (41%), inmigración (23%), economía (21%) y la política pública sobre acceso a armas (21%).

Un 68% de los encuestados indicó que la economía está bien, pero a la misma vez el 56% está preocupada por el camino en que va EE.UU.

En términos de los partidos principales estadounidenses, el Demócrata obtuvo mejor percepción que el Republicano. El nivel de aprobación de los demócratas rondaba el 50% y el de los republicanos el 43%.

Cuatro de cada cinco electores consideró importante elegir mujeres.

Mientras, tres cuartas partes de los que respondieron la encuesta consideraron preocupante la violencia extrema en EE.UU..

La encuesta Zogby, hecha días antes de la jornada electoral de hoy, indicó que el cuidado médico (30%), la economía y trabajos (25%) y el presidente Trump (19%) eran los asuntos que más incentivaban la movilización a las urnas.

Los estimados sobre la votación adelantada alcanzaban ahora 39 millones, muy por encima de los 27 millones de la elección de medio término de 2014 y más cerca de las presidenciales de 2016, un ejercicio que atrae muchos más electores.

El exgobernador de Misisipi y ex presidente del Partido Republicano de EE.UU. Haley Barbour, confió en que las políticas contributivas, regulatorias y el nombramiento al Tribunal Supremo de EE.UU. del juez Brett Kavanaugh, hayan hecho la diferencia para movilizar electores conservadores a las urnas y dar una victoria a los republicanos.

Pese a que muchos republicanos le exhortaron a que hiciera más énfasis en la economía, el presidente Trump cerró la campaña con mensajes incendiarios sobre la inmigración, en un claro esfuerzo por movilizar a su base conservadora, principalmente en los estados que definirían el resultado en el Senado estadounidense.

Su campaña promovió incluso un anuncio de televisión que falsamente acusaba a los demócratas de haber sido culpables de la liberación de un indocumentado mexicano, Luis Bracamontes, que fanfarroneo ante el tribunal sobre el asesinato de dos policías de California en 2014.

El anuncio – rechazado por cadenas como FOX y CNN -, incluía vídeos de la caravana de migrantes que se encuentra ahora en México y que persigue llevar a miles de personas a pedir asilo político en la frontera con Estados Unidos.

En las últimas horas, Trump publicó un artículo de opinión en el que exhortó a los electores a mirar los avances económicos, que incluyen reducir a 3.7% la tasa de desempleo, y retener a los republicanos al frente del gobierno.

“Estados Unidos se enfrenta a una elección crítica: determinar si construye sobre  la extraordinaria prosperidad que las políticas públicas republicanas han brindado a nuestra nación, o si se permite que los demócratas tomen el control y se lleven una bola gigante de destrucción a su economía y su futuro”, indicó el presidente Trump.

Pero, sectores conservadores consideran que el presidente Trump movilizó en los suburbios el voto anti republicano con su anuncio de que emitiría una orden ejecutiva para evitar que los hijos de extranjeros que nazcan en EE.UU. puedan obtener la ciudadanía estadounidense.

A pesar de que es un asunto regulado por la Constitución, el comentarista conservador Erick Erickson considera que ese fue  “un error colosal no forzado” del presidente Trump. En Twitter, Erickson sostuvo que después de ese anuncio “hubo un giro en las encuestas en los últimos días en favor de los demócratas”.

En torno a Puerto Rico, dependiendo de que suceda en los últimos días de sesión de 2018, el próximo Congreso tendrá en sus manos la reconstrucción de la Isla tras la devastación causada por el huracán María y buscar una solución a la financiación del sistema de salud a través del programa Medicaid.

También debe haber presión de diversos sectores en torno a asuntos contributivos, como el pleno acceso al crédito federal por niños dependientes y el trato a las empresas foráneas en la isla.

Horas antes de conocerse los resultados oficiales, la candidata demócrata boricua al Congreso Alexandria Ocasio Cortez sostuvo en Twitter que “mientras mi familia en Puerto Rico me ve postularme para el Congreso, todavía no tienen derecho a votar en elecciones federales, a pesar de  que están sujetos a legisladores federales".


💬Ver 0 comentarios