El liderato del Congreso espera llegar a un acuerdo para aprobar todo el presupuesto en noviembre. (EFE)

Washington - El Senado de Estados Unidos aprobó esta tarde (82-15) la resolución que  da continuidad al presupuesto federal vigente y al mismo tiempo autoriza, hasta el 21 de noviembre, seguir financiando al 100% con fondos del programa Medicaid el plan de salud del gobierno de Puerto Rico.

La legislación pasa ahora a la firma del presidente Donald Trump. Un funcionario de la Casa Blanca dijo que la intención de Trump es convertir en ley la medida y así evitar un cierre parcial del gobierno federal a la medianoche del 30 de septiembre, cuando finaliza este año fiscal federal.

El liderato del Congreso ahora negocia la posibilidad de lograr para antes del 21 de noviembre un acuerdo que permita aprobar todo el presupuesto federal 2020.

Las autoridades de la isla esperan que esa próxima legislación presupuestaria incluya los fondos de Medicaid para evitar un abismo fiscal en el sistema de salud de Puerto Rico temprano en 2020.

Las autoridades de la isla esperan que esa próxima legislación presupuestaria incluya los fondos de Medicaid que permitan eludir un abismo fiscal en el sistema de salud de Puerto Rico temprano en 2020.

En la Cámara baja está pendiente, desde el verano, un proyecto de ley bipartidista que asignaría a Puerto Rico $12,000 millones en fondos de Medicaid para los próximos cuatro años fiscales federales, y le impone nuevos controles y auditorías al gobierno de la isla.

La legislación fue aprobada en julio en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara baja, después de endurecerse los controles sobre el gobierno de Puerto Rico como consecuencia de los arrestos por corrupción que incluyeron a la ex directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila, la ex secretaria de Educación Julia Keleher, otra funcionaria del Departamento de Educación y contratistas.

Pero, ha sido frenada en espera de tratar de lograr un acuerdo con el presidente del Comité de Finanzas del Senado, el republicano Charles Grassley (Iowa), quien ha expresado dudas con el nivel de la aportación federal que sugiere la legislación.

La comisionada residente en Washington, Jennifer Gonzálezquien prevé reunirse en octubre con Grassley-, ha advertido que se impondrán más controles sobre el uso de los fondos de Medicaid.

“Estos arrestos (afectaron) la credibilidad de Puerto Rico”, reconoció ayer el secretario de Salud, Rafael Rodríguez. En las últimas semanas, el secretario se ha reunido, en dos ocasiones, con los asesores de Grassley   -incluidos Stuart Portman y Anne Dwyer-, para discutir las preocupaciones del principal responsable de los temas de Medicaid en el Senado.

Las autoridades de la isla entienden que la resolución aprobada hoy en el Senado permite utilizar a un 100% del costo del servicio de Medicaid – entre el 1 de octubre y el 21 de noviembre-, un remanente de cerca de $400 millones que le quedarán a ASES de los $4,800 millones en fondos de emergencia del programa de Medicaid que fueron asignados en 2018.

Cuando esos fondos fueron asignados originalmente, tras el huracán María, se permitió que se utilizarán a un 100% del costo de servicio de Medicaid, en vez del 55% que se le limita a la isla por ley permanente.

El gobierno puertorriqueño ha indicado que el sistema de salud de Puerto Rico, debido a la falta de fondos de su plan Vital, puede entrar entre febrero y marzo en un abismo fiscal de por lo menos $1,200 millones, si antes de fin de año no se asignan nuevos fondos de Medicaid.


💬Ver 0 comentarios