El condado de Miami Dade es el más casos que ha reportado en el estado. (AP)

Miami, Florida - Los casos confirmados de COVID-19 en Florida aumentaron este miércoles a 33,193 y las muertes a 1,218,653.

De acuerdo con los datos del Departamento de Salud de Florida, basados únicamente en los resultados de las pruebas de laboratorio, la cifra de casos para hoy fue de 653, número ligeramente menor al del martes, cuando se anotaron más de 700 positivos.

Sí hubo un bajón importante en el número diario de muertes, pues el martes fueron 83 y hoy 47.

Las hospitalizaciones por COVID-19 han llegado a 5,419 y el número de pruebas realizadas a 375,300, que no significa que sean el mismo número de personas, pues se suelen realizar varias a una misma persona si da positivo en la primera.

Eso es importante pues uno de los requisitos fijados por las autoridades sanitarias para el desconfinamiento de un estado o ciudad es que se hayan hecho pruebas al menos a un 2 % de la población.

El gobierno de Florida no precisa en sus informaciones el número de personas que han sido sometidas a tests.

Para hoy está previsto que el gobernador Ron DeSantis haga un anuncio relativo a los próximos pasos, aunque ya ha dicho que el proceso de reactivación de la actividad económica va a ser lento y gradual, lo cual puede indicar que van a prorrogarse, si no todas, algunas de las medidas que vencen el 30 de abril.

De las 47 nuevas muertes, catorce corresponden a Miami-Dade, el principal foco de la enfermedad en Florida. Dicho condado del sureste del estado, que cuenta con 2.7 millones de habitantes, tiene hoy 11,927 casos y 338 muertes.

Las pruebas realizadas hasta la fecha en Miami-Dade son 83,087 y el porcentaje de positivas del 14.4 %, superior al promedio de 8.8 % en todo el estado.

Le siguen Broward con 4,898 casos y 182 muertes y Palm Beach, con 2,911 casos y 178 muertes. En cuarto lugar está Orange, al que pertenece la ciudad de Orlando (centro de Florida), con 1,371 casos y 33 muertes.

Tanto en Miami-Dade, salvo las ciudades de Miami y Hialeah, como en Broward y Palm Beach hoy se reabren algunos espacios públicos como parques, marinas y campos de golf, aunque su uso esta sujeto a medidas de distanciamiento físico por el COVID-19.

La orden de quedarse en casa por un mes que entró en vigor el 1 de abril en Florida permite salir a comprar en negocios de primera necesidad, a trabajar en sectores esenciales y a caminar y ejercitarse.

Los negocios no esenciales están cerrados o abren con restricciones, los hoteles tienen cerradas sus puertas salvo excepciones y los restaurantes solo pueden preparar comidas para llevar.


💬Ver 0 comentarios