Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Ana Cruz, coordinadora de la Oficina de Asistencia Local para Hispanos (HOLA, por sus siglas en inglés) de la Ciudad de Orlando. (José Javier Pérez)

Orlando, Florida – El flujo continuo de puertorriqueños a la Florida central ha activado la cuenta regresiva de una bomba de tiempo que podría comenzar a detonar cuando a este estado se le agoten las ya limitadas alternativas que tiene para ofrecer vivienda accesible a los cientos de boricuas que llegan aquí a diario, huyendo de la devastación en la Isla.


💬Ver 0 comentarios