Los CDC encontraron que el número de nacimientos cayó 1% respecto de 2018. (AP)

La tasa de nacimientos en Estados Unidos bajó el año pasado y ahora está en su menor nivel en 35 años, la señal más reciente de una tendencia nacional que lleva más de una década. Y algunos expertos piensan que la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía reducirá los números aún más.

“Este ambiente impredecible y la ansiedad sobre el futuro hará que las mujeres lo piensen dos veces antes de tener hijos”, dijo la doctora Denise Jamieson, directora de obstetricia y ginecología en la Universidad Emory.

El reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) difundido el miércoles, que es considerado preliminar, se basa en una revisión de más de 99% de los certificados de nacimiento emitidos el año pasado.

Los CDC encontraron que el número de nacimientos cayó 1% respecto de 2018, a unos 3.7 millones. Las tasa de natalidad mantiene tendencia a la baja para las adolescentes y mujeres de veintitantos años.

Aparte de un alza pequeña en el 2014, los nacimientos en Estados Unidos han estado cayendo anualmente desde 2007, cuando la recesión afectó el país. El descenso continuó después de que se recuperó la economía.

Expertos dicen que hay varias causas, pero las principales son las cambiantes actitudes hacia la maternidad: muchas mujeres y parejas aplazan el embarazo y tienen menos hijos una vez que empiezan.

La economía es un factor también, pero no debido a los cortos ciclos en las contrataciones. Muchos empleos son de baja paga e inestables y eso, junto con los elevados alquileres de viviendas y otros factores, ha hecho que las mujeres y las parejas sean mucho más cautelosas a la hora de tener hijos, dice el doctor John Santelli, profesor de población y salud familiar en la Universidad de Columbia.

No está claro qué sucederá este año con los nacimientos, dijo Brady Hamilton, principal autor del informe de los CDC. El impacto de los últimos pocos meses en las salas de maternidad no será claro hasta finales de este año o inicios del próximo, dijo.

Santelli dijo que es posible que los nacimientos suban, al menos entre algunos grupos. El acceso al control de natalidad y el aborto se ha dificultado y algunas parejas enclaustradas en casa pudieran encontrarse con más oportunidades para concebir, dijo.

Pero otros dicen que los nacimientos van a desplomarse.

La idea de que habrá muchos “coronabebés” es “ampliamente considerada un mito”, dijo Hans-Peter Kohler, un experto de fertilidad en la Universidad de Pensilvania. El debate de los demógrafos no es si habrá un descenso, sino cuánto durará, agregó.


💬Ver 0 comentarios